Consuelo Navas (dcha.), con una de sus compañeras de coro, ayer por la madrugada en la T-4 de Barajas. DE SAN BERNARDO

Consuelo Navas, de un coro de Manzanares: «Tenemos que cantar en una iglesia de Londres»

Centenares de personas han tenido que pasar la noche en el aeropuerto de Madrid Barajas

AEROPUERTO DE BARAJAS Actualizado:

Una y media de la mañana y el coro "Mansil Nahar" (Manzanares del Real, en árabe) comienza su improvisado concierto junto a la cafetería Medas de la T-4 del aeropuerto de Barajas: «El ruido del establo le impide dormir, Jesús se despierta y empieza a reír». La letra es paradójica, aquí lo que impide dormir es el atronador sonido de los altavoces anunciando que «debido al abandono masivo de sus puestos de trabajo de los controladores aéreos...». ¡La huelga! Cada 15 minutos el altavoz insiste: «debido al abandono masivo...».

Consuelo Navas es una de las voces del coro: «Al principio nos creíamos que era una broma, no nos informaban. Llegamos a las 6 de la tarde para coger el vuelo a las nueve de la noche. Pero después nos enteremos que había huelga... no hay derecho». Consuelo, junto a sus 29 compañeros de Manzanares del Real (Ciudad Real), esperaba estar durmiendo a estas horas en un hotel de Londres donde el domingo tenían previsto dar un concierto en una iglesia católica de Notting Hill. «Nos han dicho que mañana podremos volar pero... no sé, no sé».