Garralda, presidente de la Mutua, y Simón, de Agbar - ERNESTO AGUDO

Aguas de Barcelona quiere comprar el Canal madrileño

La empresa catalana reconoce su interés en la privatización del Canal de Isabel II

MADRID Actualizado:

El grupo Aguas de Barcelona (Agbar) tiene interés en participar en el proceso de privatización del Canal de Isabel II a través de una Oferta Pública de Venta de acciones (OPV), según indicaron ayer fuentes de la empresa tras la presentación de su nueva sede corporativa en la Torre de Cristal, propiedad de Mutua Madrileña y sita en la capital española.

Agbar ya trabaja para el Canal de Isabel II en la prestación de algunos servicios de depuradoras y recogida de fangos. Sobre la posible privatización del Canal, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha asegurado en varias ocasiones que se llevará a cabo mediante un proceso de «capitalización» que «no va a llegar al 50%» del capital. Aguirre anunció en 2008 su intención de sacar a Bolsa el 49% del Canal. Un plan contra el que se han manifestado los trabajadores de la empresa, que temen una reducción de la plantilla, que supera los 2.000 empleados.

En el pasado mes de abril, el Canal contrató a BBVA como asesor para su apertura al capital privado. Lo que aún no es definitivo es cómo colocará la Comunicad de Madrid el paquete de acciones, si en Bolsa o con la colaboración de empresas del ramo.

Nueva sede en Madrid

Agbar convertirá su nueva oficina de Madrid en la sede de su recién creada filial de negocio no regulado, Aqua Solutions, según anunció el presidente ejecutivo de la empresa, Angel Simón, tras haber suscrito el contrato de alquiler con el presidente de Mutua Madrileña, Ignacio Garralda. «Agbar es nuestro segundo inquilino» —el primero fue la consultora Bovis—, anunció Garralda, quien pronosticó que el área de las Cuatro Torres cobrará dinamismo cuando Caja Madrid ocupe su edificio y se emprenda la Operación Chamartín.

Durante un encuentro con periodistas, Ángel Simón explicó que la nueva filial prestará servicios en España y el extranjero, y que su objetivo es alcanzar un volumen de negocio equivalente al 15% del conjunto

de Agbar en cuatro años. Las áreas no reguladas y de medioambiente supondrían entonces el 30% del negocio. Simón indicó además que las dependencias de Madrid servirán de «plataforma comercial» a la actividad no regulada. Aqua Solutions se encargará también del negocio no regulado en el exterior, incluido el contrato en la ciudad de Lima, en el que la empresa catalana se adjudicó un tercio de la concesión.