Torre Agbar de Barcelona - EFE

Agbar pujará por «cualquier paquete» de acciones del Canal

Aguas de Barcelona espera el anuncio de la venta oficial para lanzar su oferta

madrid Actualizado:

La decisión es firme. Aguas de Barcelona quiere poner el pie en el Canal de Isabel II y tras examinar las cifras de la compañía de aguas de la capital ha decidido que pujará por ella sea cual sea el paquete accionarial que saque a la venta la Comunidad madrileña, tanto si es el 1% como si es el 49% —el máximo previsto—, según ha podido saber ABC de fuentes del grupo catalán. Eso sí, desde Aguas de Barcelona no se dará ahora ningún paso formal y se esperará a que la Comunidad madrileña lleve la operación a la siguiente fase, echando a andar la privatización del organismo con el lanzamiento de la Operación Pública de Venta (OPV)que concretará los tramos de desinversión.

Queda por ver también, el modelo de traspaso por el que se decantará Aguirre, de los dos que se manejan en el mercado. El primero pasaría por crear un consorcio de empresas que aporten financiación y apuesten por profesionalizar la gestión del Canal, que se convertiría así en un nuevo operador con la capacidad de competir fuera de la región. El segundo —y menos probable— pasaría por que el Canal se asociase con otro operador para convertirse en una filial.

Negocio irresistible

Entre tanto, el interés avanzado desde Aguas de Barcelona no ha pasado desapercibido en la madrileña Puerta del Sol. Sin embargo, lejos de avivar la polémica por la rivalidad política existente entre las dos ciudades, desde la Comunidad de Madrid se asegura que el gobierno regional ha recibido «encantado» las pretensiones de Agbar, aunque se recuerda también que no es «ni la primera, ni la segunda, ni la tercera» compañía que manifiesta su intención de entrar en la gestora del agua de la capital.

«Es lógico que le interese» puesto que los activos del Canal «están muy bien valorados por el mercado», señala una portavoz de la Comunidad antes de recordar que, no obstante, el proceso de privatización va a ser «largo» ya que el Gobierno regional esperará a que mejoren las condiciones del mercado para seguir adelante con la operación y conseguir así las mejores condiciones para la venta. Y es que, con más de un pretendiente a la vista, el Canal de Isabel II ha recibido varias propuestas para la entrada en su accionariado, aunque aún no ha decidido su pareja de baile ni tampoco ha comprometido el porcentaje ni tampoco ha comprometido el porcentaje final de venta.

El anuncio de Agbar no deja lugar a dudas de las posibilidades de negocio que ofrece la entidad de la Comunidad de Madrid, un «caramelo» para Aguas de Barcelona .No en vano, la seguridad del negocio madrileño de aguas es un bien escaso especialmente apreciado en momentos de crisis. El Canal de Isabel II gestiona el ciclo integral del agua de toda la región, el abastecimiento, la depuración de las aguas residuales y la conservación de los ríos. Su cifra de negocio alcanzó los 750 millones en 2009, un 5% más que el año anterior, y su beneficio se eleva hasta los 130 millones.

En busca de horizontes

Por su parte, y con unos ingresos de explotación que ascendieron a 2.861 millones en 2007, el grupo Agbar se ha visto reforzado en los últimos años con la expansión de su actividad en la gestión del agua en otros países como Chile, Reino Unido, Colombia o México. Actualmente está integrado en el holding francés Suez Environnement (con el 75,01% de las acciones) tras una opa que culminó el pasado mes de junio y restó presencia a Criteria, que hasta entonces ejercía un control conjunto con la gala.

Ahora, el grupo catalán estudia nuevas oportunidades en el territorio español. El recién nombrado presidente de Agbar, Ángel Simón, ya adelantó tras su nombramiento que estudiará todas las oportunidades de expansión en el territorio. A la espera de que se produzca el siguiente movimiento, ya no hay duda de que el negocio de las aguas madrileñas dará que hablar.