Rajoy: «La reforma debería estar aprobada desde hace un año»

El líder popular afirma que España «tendrá el Estado de Bienestar que pueda permitirse»

ÀLEX GUBERN
SITGES (BARCELONA) Actualizado:

SITGES (BARCELONA)

Máxima prioridad para la reforma laboral. Las jornadas del Círculo de Economía en Sitges han coincidido en el tiempo con la ruptura de las negociaciones entre patronal y sindicatos por la reforma del empleo, un fracaso que, a tenor del presidente del PP, Mariano Rajoy, colisiona con cualquier intento de recuperación económica y que obliga ahora al Gobierno a mover pieza con urgencia.

El líder de la oposición, ante una nutrida representación del empresariado catalán, consideró que «no es aceptable» que ahora el Gobierno eche la culpa del fracaso a los empresarios o la oposición. «Cuando alguien gobierna debe tener un criterio, una opinión y la capacidad para convencer a los agentes económicos y sociales», remarcó Rajoy, para quien el Gobierno «no puede desentenderse».

En el turno de preguntas, y ante la obligación del Gobierno de legislar al respecto, se inquirió a Rajoy sobre si colaboraría en este campo, a lo que respondió que esperarán a que el PP sea consultado, pero que no comulgarán con algo con lo que no estén de acuerdo. «Necesitamos un mercado de trabajo similar al de los países a los que les va bien en este campo», apreció, insistiendo en aspectos como la «flexibilidad interna en las empresas, convenios acordes a la coyuntura económica, revisión de los procesos de formación, mayor intervención de intermediarios privados en las oficinas de empleo o freno al absentismo».

En esta línea, el PP urge a desencallar ya la reforma. «Lamento mucho lo de ayer (por el jueves, cuando los agentes sociales se levantaron de la mesa), pero ya hace un año que tuvo que aprobarse en el Congreso» la reforma laboral que necesita España.

Rajoy también avisó de que, en el futuro, España «tendrá el Estado de Bienestar que pueda permitirse» en función de su crecimiento y de los ingresos recaudados. Aunque señaló que le gustaría mantener la sanidad y la educación públicas y el sistema de pensiones, ha defendido que un «paquete global» con un plan de austeridad sería positivo para el país. «Con todo el respeto, pero un país africano puede tener unos gobernantes con unas magníficas intenciones, pero si no tiene ingresos no es posible», puso como ejemplo, informa Ep.

Desgravación a la vivienda

Rajoy también anunció la remisión al Congeso en las próximas semanas de una Ley de medidas de apoyo a los emprendedores, que abordará asuntos como la bajada en el impuesto de sociedades, las cotizaciones o las formas y plazos del pago del IVA. Como futura medida de un hipotético nuevo gobierno del PP, Rajoy señaló su voluntad de recuperar la deducción en el IRPF para la compra de primera vivienda.

Ante el Círculo de Economía, el influyente «lobby» empresarial catalán, el líder del PP aludió a la demanda de resolución del déficit fiscal de esta comunidad, asunto que bandeó con un requiebro. Reconoció que es un asunto que preocupa en Cataluña, que escuchará lo que tenga que decírsele al respecto pero que ahora la prioridad es la recuperación económica, lo que permitirá a la Generalitat aumentar sus ingresos por la vía de la mayor recaudación en los impuestos que tiene transferidos.