El PSOE llevará al Constitucional el grueso de la reforma laboral

«Lo más constitucional es dar trabajo a los 5,2 millones de parados», replica el Gobierno

Actualizado:

GABRIEL SANZ

MADRID

El PSOE trabaja ya en la presentación de un recurso de inconstitucionalidad contra tres aspectos básicos de la reforma laboral: período de prueba de un año en el nuevo contrato para emprendedores, negociación colectiva y «descuelgue» de los convenios sectoriales. Según reveló ayer la portavoz del Grupo Socialista, Soraya Rodríguez, no se ha presentado todavía el escrito ante el Tribunal Constitucional (TC) a la espera de ver si el Ejecutivo admite algún cambio durante la tramitación parlamentaria.

Rodríguez explicó que ese período de prueba de un año, independientemente de la cualificación, encubre el «despido libre» sin «causa justa» y supone vulnerar el derecho al trabajo que regula el artículo 35 de la Carta Magna. Una especie de limbo o «laguna constitucional», insistió, que deja desamparados a los españoles.En segundo lugar, añadió, la reforma ataca el artículo 37.1, que encomienda la regulación de las condiciones laborales a la negociación colectiva entre empresarios y sindicatos. Dar al empresario la posibilidad de bajar los salarios con tan solo siete días de preaviso «no se sostiene ni legal ni jurídicamente» porque se deja al trabajador «solo dos opciones: o aceptar la rebaja del salario o irse».

Además, dijo, el «descuelgue» del convenio se basa en la imposición de un arbitraje que, si no hay acuerdo entre las partes, ejercerá la Comisión Nacional de Convenios Colectivos. Y eso ya fue declarado inconstitucional por el TC en 1981 por entender que viola la autonomía de las partes a la hora de establecer condiciones de trabajo. Soraya Rodríguez explicó que los ex ministros de Trabajo, Valeriano Gómez, y Justicia, Francisco Caamaño, son los más directamente implicados en un recurso que, reconoció, no frena la puesta en marcha de la reforma.

La primera reacción del Gobierno la ofreció la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, cuando dijo, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros: «Respeto, como no puede ser de otra manera, las decisiones de la oposición, pero con 5,2 millones de parados, lo más constitucional que podemos hacer todos es trabajar para hacer efectivo el artículo 35 de la Constitución, que recoge el derecho al trabajo»,