El pesimismo se contagia al euro, que pierde los 1,30 dólares

Francia y Alemania presentarán en enero su propuesta sobre la nueva tasa financiera

Actualizado:

MADRID

El pesimismo de los mercados, provocado por los comentarios de la Reserva Federal de Estados Unidos advirtiendo del riesgo de que la crisis de la eurozona se contagie al otro lado del Atlántico, y el temor a una rebaja de la calificación de la nota de los países de la «triple A» de la eurozona, ha llegado al euro, que se situó ayer por debajo de las 1,30 unidades frente al dólar, un mínimo desde enero.

Otra de las razones que empujó al euro hacia abajo fueron las declaraciones de la canciller alemana, Angela Merkel, en las que aseguraba que la crisis de la deuda se ha convertido en crisis de confianza en toda Europa, y que «salir de ella costará años».

Los expertos consideran además que los resultados de la cumbre europea de la semana pasada no han resuelto en realidad ningún problema, ya que los detalles del pacto fiscal se han pospuesto hasta marzo.

En este contexto, las Bolsas cerraron a la baja. París, en medio de los rumores de la inminente pérdida de la «triple A», fue la que más retrocedió, un 3,3%; seguida de Milán, un 2,8%; Londres, un 2,2% y Fráncfort un 1,7%, la misma bajada que registró el Ibex. Como era de esperar la prima de riesgo de la deuda española se resintió y subió de 368 a 377 puntos básicos respecto al bono alemán.

Tampoco convenció el resultado de la subasta de Italia. Colocó ayer bonos a 5 años en el mercado a un tipo de interés del 6,47%, un récord desde el año 1997, lo que se traduce en que la desconfianza sobre el futuro de la economía italiana no ha acabado.

Por su parte, Francia y Alemania anunciaron ayer que en enero harán su propuesta para fijar una tasa a las transacciones financieras, después de que Reino Unido se haya quedado fuera del acuerdo europeo.