La CE exige a España que controle el déficit de las autonomías

Bruselas avisa de que nuestro país tardará muchos años en reducir su deuda

M. NÚÑEZ
MADRID Actualizado:

No corren buenos tiempos para las cuentas de las comunidades autónomas ya que no sólo están siendo vigiladas con lupa por el Gobierno central, sino también por la Comisión Europea, quien exigió ayer al Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero que controle el déficit y la deuda de las autonomías y que, en caso de que no se cumplan los objetivos (tope de déficit de un 1,3% del PIB a finales de año) se tomen medidas adicionales.

Estos «consejos» están incluidos en una batería de recomendaciones para todos los países dentro del Informe Anual de Sostenibilidad de las Finanzas Públicas en el que, en líneas generales, se pide austeridad en el gasto a la mayoría de los países europeos para lograr reducir el déficit público y devolver las cuentas públicas a la senda del equilibrio.

El departamento que dirige el comisario Olli Rehn asegura en su informe que «las regiones suponen una gran parte del gasto público total y 9 de las 17 comunidades excedieron sus objetivos fiscales en 2010». Cabe recordar que la gran mayoría de comunidades estaban ya a 30 de junio a 1 décima del 1,3% previsto para todo el año.

En materia de previsiones, Bruselas insistió ayer en su anterior previsión de que España cerrará el año con un déficit del 6,3% del PIB, frente al 6% previsto por el Gobierno, y de un 5,3% en 2012, frente al más optimista 4,4% del Ejecutivo español.

Sobre la deuda pública que, en el caso de España ha pasado del 36,1% del PIB en 2007 al 71% previsto para 2012, el mensaje de la Comisión Europea es que nuestro país tardará «muchos años» en reducir su deuda a los niveles previos a la crisis.

Por otra parte Moody's pronosticó ayer que las regiones españolas no alcanzarán el objetivo de déficit fijado para este año a pesar de las nuevas medida aprobadas por el Gobierno para relanzar las ventas de viviendas. El pasado 29 de julio Moody's bajó un escalón la nota de seis regiones por su «deterioro de su situación presupuestaria y de su deuda».

La advertencia de ayer fue que «los gobiernos regionales no van a alcanzar su objetivo colectivo de déficit, con una diferencia de hasta un 0,75% del PIB, lo que hará más difícil que el Estado logre su objetivo de déficit del 6% del PIB para este año».

Presupuesto de la UE

Por otra parte, y también en materia presupuestaria aunque de otra índole, el secretario de Estado para la UE, Diego López Garrido, reclamó ayer en Bruselas que el paso de España de receptor de ayudas europeas a contribuyente neto se haga de forma «gradual» y «no abrupta» ya que la intención del Ejecutivo, según explicó, es que «Andalucía, Castilla-La Mancha y Galicia sigan recibiendo subvenciones significativas», informa Ep.