La Comisión propondrá tres posibles opciones de eurobonos
<a href="http://www.abc.es/fotos/20111122/angela-merkel-1502084770009.html">Angela Merkel</a> - EPA

La Comisión propondrá tres posibles opciones de eurobonos

Un portavoz del Gobierno alemán reconoce por primera vez que Merkel está abierta a estudiarlas

CORRESPONSAL EN BRUSELAS Actualizado:

La Comisión Europea propondrá mañana «ciertas fórmulas de eurobonos» junto a un refuerzo de las medidas para someter los presupuestos de los países de la zona euro, a pesar de la oposición frontal de Alemania. La Comisión presentará tres opciones diferentes para emitir deuda colectiva, pero sin señalar previamente cuál de ellas prefiere. Una de las opciones es, según fuentes del ejecutivo comunitario, la emisión de bonos colectivos por parte de los países más sólidos de la eurozona, que pondrían condiciones a los más débiles para prestarles el dinero. La Comisión pretende así tranquilizar a los mercados.

Y es que una pequeña fisura se advierte en la férrea posición de alemania sobre los eurobonos. El portavoz del Ejecutivo alemán, Steffen Seibert, aseguró ayer que Merkel estaría abierta a estudiar las propuestas de la Comisión Europea sobre los eurobonos. Seibert añadió que Merkel hablará sobre este extremo con Sarkozy el jueves, cuando tienen previsto mantener una reunión en Estrasburgo.

Sin embargo, no está claro que esta fórmula pueda funcionar si se cumplen las predicciones del todavía economista jefe del BCE, el alemán Jürgen Stark, que ha advertido de que si no se logra aplacar la crisis de la deuda soberana puede contagiarse desde la periferia hasta los países del núcleo duro del euro, que hasta ahora parecían inmunes. Stark es de la opinión de que los eurobonos «no funcionarán» y que «no resolverán la crisis» porque en estos «momentos complicados, la crisis de deuda se ha intensificado nuevamente y ahora se extiende a otros países, incluídos los llamados países del núcleo». Stark no lo ha mencionado, pero se podría estar refiriendo claramente a Francia que corre el riesgo de perder su calificación.

El BCE reconoció ayer que la semana pasada invirtió 7.986 millones para comprar deuda soberana en la eurozona. Como es habitual, el banco emisor no menciona países afectados. La semana previa su intervención ascendió a 4.478 millones, es decir que ha duplicado prácticamente su intervención en el mercado de deuda.