La CEOE plantea un contrato de dos años con despido de 20 días
<a href="http://www.abc.es/fotos/20120107/rosell-quiere-poder-empresa-1502262849803.html">Rosell quiere más poder de la empresa en los convenios</a> - ÁNGEL DE ANTONIO

La CEOE plantea un contrato de dos años con despido de 20 días

Juan Rosell reclama que los convenios de empresa pueda renegociarse en cualquier momento

MADRID Actualizado:

Contratos con despido más barato, salarios congelados, convenios colectivos mucho más flexibles. Tres ingredientes clave para sortear la crisis y animar la creación de empleo en España. Así lo cree la oganización que dirige Juan Rosell, cuya última oferta de negociación a los sindicatos ha sido la de un contrato por dos años con un despido improcedente de 20 días por año con un tope de 12 mensualidades (ahora es de 45 ó 33 días con 42 mensualidades de tope) y una extinción procedente con despido de 12 días. La respuesta sindical ha sido tajante: no.

A estos ingredientes la patronal ha añadido un ingrediente: congelación salarial para los próximo años, tal y como ya informó ABC. La nueva propuesta que se ha puesto encima de la mesa incluiría dos años de congelación de los sueldos, 2012 y 2013 y en 2014 la CEOE abre la puerta a leves subidas que no se concretan, dado que estarían condicionadas a la mejora de la situación económica. A lo que no está dispuesta la patronal es a ceder con las cláusulas de revisión salarial para corregir posibles desviaciones de los precios al final de año, tal y como demandan los sindicatos.

UGT y CC.OO. estarían dispuestos a moderar las subidas salariales en 2012 y 2013, a pactar crecimientos inferiores a la previsión de inflación, pero recuperar el poder adquisitivo perdido en 2014. Reclaman también reinversión de beneficios empresariales en las empresas y control de precios en los productos básicos.

Y si en contratación y salarios las posiciones no están muy próximas, tampoco lo están en la reforma de la negociación colectiva. Entre otras cosas, la CEOE exige que los empresarios dispongan de un margen mayor de horas (el 15% de la jornada) para poder realizar cambios en los horarios de trabajo y que se puedan negociar convenios de empresa en cualquier momento, sin tener que esperar a que acabe la vigencia del convenio sectorial como ocurre en estos momentos.

Negativa es también en este punto la respuesta sindical. UGT y CC.OO. no están dispuestos a ceder poder en la negociación colectiva salvo en el caso de que una empresa no pueda cumplir con los acuerdos incluidos en un convenio y tenga que descolgarse. Aquí sí ceden.

El ritmo de las negociaciones no aventura que haya un acuerdo de reforma laboral inminente, tampoco se espera un gran acuerdo. Como ya informó este periódico, lo más viable en estos momentos son acuerdos concretos, algunos de ellos muy avanzados, como las medidas de lucha contra el absentismo laboral, la reformas de las mutuas de accidente de trabajo o impulsar la solución extrajudicial de los conflictos. Y en contratación un entendimiento en tiempo parcial. Habrá que esperar al menos a mediados de enero para que los agentes sociales tengan materias cerradas para presentar al presidente del Gobierno, Mario Rajoy.