Cada vez menos para sostener a más
ABC

Cada vez menos para sostener a más

En regiones como Galicia o Asturias ya hay un solo cotizante a la Seguridad Social por cada pensionista o parado

MADRID Actualizado:

El Estado del Bienestar en nuestro país ha sido dañado gravemente por la crisis económica. Uno de los indicadores que se toman como referencia, la tasa de soporte, así lo demuestra. La relación entre el número de afiliados a la Seguridad Social y el número de perceptores de prestaciones de desempleo y pensionistas fue del 1,44 de media en el periodo enero-abril de este año, según el Avance del Mercado Laboral de Afi-Agett correspondiente al mes de junio. Es decir, que por cada tres cotizantes a la Seguridad Social hay dos perceptores de prestaciones por desempleo o jubilación. Este dato es el más bajo desde 2000 y supone el cuarto año consecutivo de descenso desde el 1,88 alcanzado en 2007.

Las tasas de soporte más bajas se dan en Asturias y Galicia

Cabe recordar que al acabar abril había 4.269.360 parados inscritos en los servicios públicos de empleo y que el número de afiliados a la Seguridad Social era de 17.474.201, la cifra más baja desde diciembre de 2010. En este entorno, el sistema de pensiones mantiene su superávit, pero cada vez es inferior. En los cuatro primeros meses del año ascendió a 6.746 millones de euros, un 6,5% menos que en el mismo periodo de 2010.

Madrid es la más solvente con 2,13 cotizantes por pensionista o parado

Pero no todas las comunidades tienen el mismo comportamiento. Madrid es la más solvente con el 2,13 cotizantes por pensionista o parado, y cierra el ranking Asturias, con 1,05. Las tasas de soporte más elevadas se dan en las regiones con mayor actividad económica, como Navarra, Cataluña, País Vasco, Aragón, La Rioja y la mencionada Madrid, la única que supera la tasa del 2%. Por el contrario, las comunidades con población más envejecida, como Galicia y Asturias, son las que tienen las tasas más bajas. En estos casos, ya hay prácticamente un cotizante por cada beneficiario de prestación por desempleo o jubilación. A ellas se suman las regiones del oeste peninsular (Extremadura, Castilla y León y Andalucía).

Los sociólogos explican que hay muchos ciudadanos que en su juventud se trasladan a las regionales más industrializadas, en donde cotizan, y que cuando se jubilan vuelve a su tierra, donde cobran la pensión. De ahí que los desequilibrios están un tanto distorsionados por esta cuestión.

No obstante, la Seguridad Social maneja otros datos, los de afiliados ocupados y en desempleo sobre el total de pensionistas. Según sus cifras, habría 2,54 afiliados por pensionista. Aún así es el porcentaje más bajo desde 2004.

Afi-Agett explica que hay tres elementos que influyen directamente sobre las diferencias regionales en la tasa de soporte: el nivel de actividad económica, el funcionamiento del mercado de trabajo y la estructura poblacional. Así, por ejemplo, la fuerte caída del número de afiliados en el arco mediterráneo y las islas ha provocado un importante descenso de esa tasa en las citadas comunidades.

Estos datos coinciden con los saldos de la Seguridad Social por comunidades autónomas. Los números correspondientes a 2008 desvelan, según Fedea, que más de la mitad de la regiones españolas —nueve de dieciséis— son deficitarias, es decir, que las cotizaciones de los empresarios y de los trabajadores que residen en esas comunidades son insuficientes para pagar las prestaciones y pensiones de sus ciudadanos. Gracias a que todavía la Seguridad Social es una caja única obtiene superávit al acabar el año.

La comunidad más deficitaria, con diferencia, es Asturias

La comunidad más deficitaria, con diferencia, es Asturias, con 8.957,6 euros por habitante, según el mencionado estudio. Le siguen Galicia, con 3.789,1 euros, y Castilla y León, con 3.304,2. Entre las regiones con superávit destaca Madrid, con 4.642,8 euros por habitante. Después están Baleares (3.386,6 euros) y Canarias (2.706,1 euros). La media nacional es de 294,6 euros por persona.

En la misma línea va la ejecución presupuestaria de la Seguridad Social, según los datos de este organismo correspondientes a 2010. Llama la atención que, aunque son cuentas provisionales, en las que todavía había ingresos pendientes de computar, solo Baleares, Canarias y Madrid presentan saldos positivos.

La intensidad de la crisis actual y las dificultades existentes para crear empleo, unido al envejecimiento de la población, pueden conllevar que sea necesario más de una década para regresar a los niveles de tasa de soporte anteriores a 2007, subraya el informe de Afi-Agett. Sin embargo, la tasa de soporte podría tocar «suelo» este año y empezar a subir a partir de 2012, aunque lentamente.