El expresidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero
El expresidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero - ISABEL PERMUY

Zapatero reconoce que durante su mandato se generó una burbuja en renovables

Provocó un desajuste económico en el sistema eléctrico que llegó a superar los 30.000 millones que estamos pagando todos los consumidores en el recibo de la luz

MadridActualizado:

El expresidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha reconocido hoy que durante su mandato entre 2004 y 2011 se generó una «burbuja» en el sector de las renovables de 29.281 millones de euros al incentivar y dar primas a la generación eléctrica con energía eólica y, sobre todo, con la solar. «Lo sabré yo», ha dicho en la presentación del informe «BP Statistical Review of World Energy 2019».

Zapatero ha justificado esta situación en que España «tiene tendencia» en originar burbujas. «En cuanto hay un sector que se incentiva, que se prima, que hay expectativa de demanda, pues el riesgo que tienes ahí inmediato es la burbuja».

Durante su intervención ha asegurado que con la instalación de renovables «se hacía como con las hipotecas», pues estos derechos «se hacían cédulas, se empaquetaban» y eran comprados por fondos de inversión.

Este desajuste económico o déficit llegó a superar los 30.000 millones de euros hasta 2014, año en el que el Gobierno de Rajoy frenó esta sangría para los consumidores.

«Había burbuja, pero vivimos una gran transformación y nuestra capacidad instalada de energías renovables ha dado un salto extraordinario», ha celebrado, apostando a renglón seguido por ser «exigentes» en las políticas de objetivos de cambio climático, pues cree que «más vale partir de objetivos de altísimo nivel».

El presidente de BP España, Luis Aires, también ha dicho que «existe cierto riesgo en la actualidad de que se cree otra burburja en las renovables porque se están adquiriendo derechos para especular, lo que hará subir los precios».

Por otra parte, el expresidente Zapatero ha afirmado que es «lamentable» la salida de EE.UU. del Acuerdo de París y que el conflicto en Venezuela es porque tiene grandes reservas de crudo.

«He estado desde hace tres o cuatro años trabajando por intentar que en Venezuela no se produzca una catástrofe de confrontación civil», ha dicho, remarcando que por ello conoce «todas las interioridades de la competición que ahí se establece. Y no pasaría lo que pasa en Venezuela si no fuera el país que tiene más reservas de petróleo del mundo. Así de claro», ha rubricado.

El presidente de BP España ha insistido en que las renovables son esenciales en la transición energética, pero para una descarbonización rápida en la generación eléctrica son necesarias todas las energías, incluida el gas natural.

«Defendemos la neutralidad tecnológica», es decir, una transición energética rápida y al menor coste posible, ha subrayado Luis Aires.

También ha vuelto a pedirmedidas para renovar el parque automovilístico español, ya que la media tiene una antigüedad de 12,5 años. «Las dudas de los consumidores para comprarse un coche, dado que los eléctricos son aún muy caros, hace que aumente la antigüedad de los vehículos y, por lo tanto, se dispara la emisión de gases».

El acto fue clausurado por el secretario de Estado de Energía en funciones, José Domínguez Abascal.

Domínguez Abascal, Rodríguez Zapatero y Luis Aires, esta mañana
Domínguez Abascal, Rodríguez Zapatero y Luis Aires, esta mañana - ISABEL PERMUY

El consumo de energía sigue disparándose

Por su parte, el informe «BP Statiscal Review of World Energy» realizado por la petrolera británica destaca que el consumo de energía en España ha continuado su senda alcista e incrementado un 1,8% en 2018 respecto al año pasado. Además ha destacado que las energáis limpias han ganado terreno y España ha reducido sus emisiones de CO2 un 1,6% desmarcándose de la tendencia mundial.

El documento presentado también ha estimado que el consumo de carbón descendió un 17,3% con respecto a 2017, el gas bajó un 0,8 % y la energía nuclear registró una caída del 4,3%; mientras que el petróleo ha crecido el 2,6% y las renovables han registrado un alza del 1,7%.

El mix energético en España, según los expertos de BP, se ha compuesto durante 2018 de un 47,13% de consumo de petróleo, un 19,14% de gas, un 11,32% en renovables, un 8,91% en nuclear, un 7,87% el carbón y un 5,63% de energía hidráulica.

El informe también ha destacado que tras un año de sequías como el vivido en 2017, la energía hidráulica ha supuesto un 3% y marcado un mínimo de récord; mientras que en 2018 este tipo de energía creció un 87,4% debido a las precipitaciones y conllevó un descenso del consumo del carbón que compensó la caída de 2017.

En cuanto a la fuente para la generación de energía eléctrica, las renovables han seguido liderando la clasificación el año pasado y coparon un 25,7 % del total, seguido del gas natural con un 20,8 %, la energía nuclear un 20,2 % y el carbón, que tras suponer un 16,8 % en 2017 pasó en 2018 al 14 %, mientras que la energía hidroeléctrica y el petróleo se situaron en el 5,7 %.