Zapatero: «Alemania debe jugar como delantero centro y no a la defensiva»
El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero - AP

Zapatero: «Alemania debe jugar como delantero centro y no a la defensiva»

El presidente español, que mañana se reúne con Merkel, afirma en una entrevista en varios diarios alemanes que «si España hace sus deberes, Alemania y Francia podrán llevar adelante una unión económica perfecta»

EFE
BERLÍN Actualizado:

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, considera que Alemania debe jugar en Europa un papel de liderazgo como delantero centro y no actuar únicamente en la defensa a la hora de afrontar los problemas de la Unión Europea y la actual crisis de la deuda.

«Queremos que Alemania no solo juegue en la defensa, sino también en el puesto de atacante central», afirma Zapatero en una entrevista conjunta que publican hoy los rotativos alemanes Handelsblatt, Frankfurter Allgemeinen Zeitung, Die Welt y Süddeutsche Zeitung.

Añade que las consultas bilaterales que mañana se celebran en Madrid con presencia de la canciller federal, Angela Merkel, «es quizás la cumbre más importante entre España y Alemania de los últimos años». «España debe, con las medidas que actualmente esta aplicando, elevar su productividad y capacidad de competir. Alemania debe hacer más concesiones en la integración económica, la armonización de la política tributaria y laboral y de la edad de jubilación», afirma el presidente del gobierno español.

Agrega que «actualmente hay tres países decisivos que son Alemania, Francia y España. Si España hace sus deberes, Alemania y Francia podrán llevar adelante una unión económica perfecta».

En cuanto a la crisis del euro señala que «Alemania ha sacado ciertamente sus ventajas de la crisis», que se financia con muy bajos costes, ya que su emisión de deuda es actualmente un puerto seguro para los inversores, lo que tiene su base en la «sólida productividad y la fuerza exportadora de Alemania».

Tras negar que se hayan producido por parte de Alemania intervenciones en tono arrogante en el debate por la crisis del euro, Zapatero comenta que no le molesta que las reformas se hagan siguiendo el ejemplo alemán «mientras tengamos una Alemania europea».

«Pero se trata de ciclos. Así como la economía alemana tuvo dificultades a finales de los años 90, llevó a cabo sus reformas y ahora es extremadamente competitiva, mañana podría tener problemas Francia o cualquier otro país. El mejor remedio contra ello es reforzar el Pacto de Estabilidad y hacer un pacto para una (mayor) competitividad», señala Zapatero.

Declara que el euro es apoyado por la política monetaria común, pero «ahora falta el otro pilar, tenemos que hacer converger nuestra política competitiva. Esto es tan importante o más que el paraguas de rescate».

«España es fuerte y solvente»

Preguntado por los problemas de Grecia y Portugal, reafirma su confianza en que el país luso conseguirá reducir rápidamente su déficit, mientras considera «prematuro» hablar sobre el futuro del país heleno, si bien subraya que la UE continuará ayudando de ser necesario. Zapatero niega seguidamente que España corra peligro de sufrir un contagio y subraya que «España es fuerte, España es solvente y hace sus deberes y reformas para que su economía se recupere y vuelva a ser competitiva lo antes posible».

Además explica que ya «hemos reformado el sistema financiero, aplicado medidas para la consolidación presupuestaria y la directiva sobre servicios, y aprobado una reforma del mercado laboral y la energía».

Después de recordar el reciente acuerdo alcanzado con los sindicatos para retrasar la edad de jubilación a los 67 años, comenta que «se trata de la más profunda reforma de las pensiones hecha hasta ahora en España y (realizada) con la aprobación de los sindicatos, al contrario que la reforma alemana de las pensiones, que estudiamos» en profundidad.

El crecimiento español se basará en exportaciones

El presidente del Gobierno español afirma que el crecimiento de la economía española se basará en el futuro «en las exportaciones, que crecen con dos dígitos. En los servicios financieros, el sector de telecomunicaciones, las energías renovables y naturalmente el turismo somos mas productivos que la media europea». Achaca a la «locura de los mercados» la necesidad de haber llevado a cabo una política de ahorro «radical» y las reformas que considera similares a la llamada Agenda 2010 del gobierno socialdemócrata-verde de Gerhard Schröder.

A preguntas sobre el problema de la deuda griega, Zapatero comenta que hay que ser «precavidos», ya que «solo la palabra reestructuración provoca tormentas» y considera que las soluciones deben buscarse en el seno del Consejo Europeo.

«Necesitamos más gobierno europeo, menos voces diferenciadas y decisiones rápidas. No puede ser que cada presidente de gobierno cree mas confusión aun», declara, para seguidamente evitar comentar si Alemania ha cometido errores durante la crisis. «En la hora de la verdad Alemania siempre ha estado donde debe estar. La crisis no ha sido solo para Alemania, sino para todos nosotros, una nueva situación. (...) No había un protocolo para la crisis. La voz de Alemania y Francia siempre fue decisiva, pero todos hemos acabado cediendo», dice Zapatero.

Finalmente señala sobre el fondo de rescate que, en el caso de España no es necesario, ya que «nos podemos financiar solos» y cree prematura la discusión sobre su posible incremento, ya que debe tener prioridad el pacto de competitividad. «El solo hecho de que se inicie el proyecto y que los grandes países Alemania, Francia, España e Italia lo respalden completamente, creará más confianza en los mercados que todo el debate sobre flexibilidad o el tamaño del fondo de rescate. Sobre ello hablaré el jueves con Angela Merkel», dice finalmente.