El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero , durante la rueda de prensa que ha ofrecido junto al presidente ruso, Dmitri Medvédev, y en la que ha valorado las cifras del paro. / Efe
El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero , durante la rueda de prensa que ha ofrecido junto al presidente ruso, Dmitri Medvédev, y en la que ha valorado las cifras del paro. / Efe

Zapatero admite que el dato del paro de febrero es «negativo» aunque «menos malo» que el de enero

AGENCIAS |
MADRIDActualizado:

Ante la evidencia de las cifras, el Gobierno ha admitido que el nuevo aumento del paro en febrero es "negativo". El matiz ha llegado por boca del presidente Zapatero, que ha matizado que este dato es "menos malo" que el del mes pasado. La confianza del Ejecutivo sigue puesta en las medidas anunciadas para amortiguar los efectos de la crisis. En una conferencia de prensa conjunta con el presidente ruso, Dmitri Medvédev, Rodríguez Zapatero no ha pasado por alto la cifra de 154.058 nuevos parados en el mes de febrero, un 4,63% más que sitúa el número total de desempleados en 3.481.859. El presidente ha recordado que se está atravesando el momento de más intensidad de la crisis y ha asegurado que la cifra del desempleo tendrá mucho que ver con la evolución de la población activa, ya que, continúa habiendo una importante incorporación de personas que demandan empleo por primera vez.

Zapatero ha destacado que el Consejo de Ministros del próximo viernes aprobará nuevas medidas para mejorar la protección por desempleo y fomentar el empleo, con la capitalización por la prestación por desempleo y una incentivación mayor al trabajo a tiempo parcial. Sobre el empleo a tiempo parcial Zapatero ha asegurado que "España debe mejorar el número de personas que trabajan de esta manera, en comparación con otros países de Europa". El presidente ha mostrado su prudencia sobre la evolución de las cifras del paro, "por estar vinculada al contexto de la economía internacional", por lo que abogado por "esperar a ver cuándo se producen las primeras señales positivas y toca fondo esta crisis sin precedentes".

"Las previsiones no son garantía de cifras exactas"

El Gobierno confía en que esas señales sean inmediatas. La secretaria general de Empleo, Maravillas Rojo, y el secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, han asegurado que el Ejecutivo tiene "una confianza y esperanza razonable" en que las medidas puestas en marcha para amortiguar los efectos de la crisis en el desempleo permitan "cierto cambio de tendencia" a lo largo de 2009.

Rojo no ha querido hacer previsiones sobre el número total de parados que se registrará al cierre de 2009 ni sobre el nivel que alcanzará la tasa de paro, ya que, a su parecer, lo importante no es tanto la previsión o "la exactitud de la cifra", sino la aplicación efectiva de las medidas para frenar el incremento del desempleo. "Más allá de hablar de cifras, lo importante es seguir tomando decisiones y medidas", subrayaba, tras resaltar que la velocidad de los acontecimientos hace que las previsiones no sean garantías de "cifras exactas". Sin embargo, ha reconocido de nuevo que si hay datos suficientes como para revisar las previsiones oficiales del Ejecutivo, se hará a lo largo del año. "No será ni la primera vez, ni probablemente la última".

Granado ha reconocido que los datos de febrero siguen mostrando el "fuerte ajuste" que está sufriendo el empleo, aunque ha resaltado que la caída de febrero ha sido más moderada que en otros meses y muestra ya ciertos indicios de un cambio de tendencia. "Son datos menos desfavorables". Lo positivo de un dato tan negativo, puntualizaba, es que la construcción ha suavizado ligeramente el ajuste que, por el contrario, se ha acentuado en la industria y en los servicios.