UGT y CC.OO. rechazan la propuesta salarial de la patronal y esperan que rectifique

EP. | MADRID
Actualizado:

Los secretarios generales de UGT y de CC.OO, Cándido Méndez y Ignacio Fernández Toxo, respectivamente, han rechazado la propuesta de la patronal de limitar al 1% las subidas salariales. El secretario general de UGT, Cándido Méndez, aseguró que el "bajo" Indice de Precios al Consumo (IPC) conocido hoy es una referencia para que, en la negociación colectiva, la patronal haga "un esfuerzo" para proteger los salarios de los trabajadores y contribuir así a la reactivación del consumo en España "y evitar un peligro que, probablemente no esté en el horizonte de una manera determinante, el de la deflación".

El secretario general de UGT, Cándido Méndez, aseguró que el "bajo" Indice de Precios al Consumo (IPC) conocido hoy es una referencia para que, en la negociación colectiva, la patronal haga "un esfuerzo" para proteger los salarios de los trabajadores y contribuir así a la reactivación del consumo en España "y evitar un peligro que, probablemente no esté en el horizonte de una manera determinante, el de la deflación".

Minutos antes de participar en el Congreso Extraordinario de UGT Madrid, Méndez afirmó que, como ha ocurrido en estos últimos meses, "es una buena y mala noticia". "Es relativamente una buena noticia en tanto en cuanto está en unos índices bajos, pero mala porque refleja la caída del consumo", explicó.

El secretario general de UGT incidió en que la patronal debe proteger los salarios para ayudar a las familias trabajadoras a que puedan mantener su nivel de consumo "y de esa manera se contribuya a la reactivación económica". "Como el problema no va a ser la inflación, sino la caída del consumo, creo que en la negociación colectiva tenemos que proteger los salarios y, en ese sentido, la referencia unitaria que hemos marcado UGT y CC.OO. -la subida del 2 por ciento- es conveniente y necesaria. Además, es una contribución responsable a la lucha contra la crisis económica para el país", agregó.

En este sentido, el secretario general de UGT indicó que no comparte la propuesta de subida máxima del 1% planteada por la CEOE. "Llama la atención que ni siquiera han mantenido la propuesta que pretendían discutir con las centrales sindicales, que incorporaba el 2% como referencia", agregó. Así, Méndez manifestó que la propuesta de la patronal española es "unilateral" y comete el "error" de proponer una referencia "que puede plantear problemas en la negociación colectiva". "No queremos problemas en la negociación colectiva y esperamos que en los sectores y las empresas se imponga el realismo y la responsabilidad", apuntó.

Además, lamentó que la CEOE no haya aceptado la prórroga del acuerdo de negociación colectiva para 2009 y 2010 y recordó que "ya ha funcionado adecuadamente en 2008, un año de crisis" y achacó su rechazo a "razones de política interna" de la confederación empresarial y no a razones económicas. "Es importante el acuerdo porque, al ser de referencia para los convenios colectivos, le da fluidez, agilidad y reduce la conflictiva en la negociación colectiva y, además, en este momento coyuntural, infunde confianza y creo que, es lamentable que la patronal haya desdeñado la inyección de confianza que podía significar la firma del acuerdo de negociación colectiva", agregó. No obstante, Méndez apostó por retomar la negociación y renovar el acuerdo colectivo.

El secretario general de CC.OO., Ignacio Fernández Toxo, se mostró hoy convencido de que la postura que adoptó ayer la CEOE sobre la renovación de los convenios es "reversible", por lo que confió en que las citas del "horizonte más próximo" sirvan para moderar "algunas cuestiones". Así lo puso de manifiesto en una entrevista en la Cadena Ser recogida por Europa Press, al ser preguntado por la circular que envió ayer la patronal a las organizaciones empresariales y a sus representantes en las compañías.

"Estoy convencido de que es reversible", señaló Toxo, quien consideró que la CEOE haría bien en recorrer el camino necesario para propiciar un encuentro "lo más rápido posible". "El país necesita el entendimiento entre organizaciones empresariales y sindicatos", aseveró.

Sin embargo, recordó a la patronal que el acuerdo no se puede alcanzar a costa de la calidad de vida de los ciudadanos, de la "erosión permanente" de los salarios o de la merma de las condiciones trabajo. "Hay otras cuestiones mucho más importantes que podemos hacer juntos", subrayó. A su parecer, la postura que ayer demostró la CEOE supone una "regresión" sobre la posición inicial que adoptó la patronal, y advirtió de que pretender que la gente trabaje más por menos dinero "conduce a un fracaso estrepitoso de las relaciones laborales". En este sentido, aseguró que el enfrentamiento entre sindicatos y patronal se puede concretar en una conflictividad sobre la Negociación Colectiva que nadie desea. "Espero que no porque las empresas son bastante más inteligentes", señaló el sindicalista.