REUTERS

Volkswagen lanza cupones de recompra de vehículos de hasta 10.000 euros en Alemania y otras cuatro noticias

MADRIDActualizado:

1. El Supremo falla que es el banco y no el cliente quien debe pagar los impuestos al firmar una hipoteca. El Tribunal Supremo ha cambiado de postura y ha decidido que es el banco y no el cliente quien debe abonar el impuesto sobre actos jurídicos documentados en la constitución de una hipoteca. En una sentencia fechada el pasado 16 de octubre, el alto tribunal establece que es la entidad prestamista, y no quien recibe el préstamo, el que tiene interés en inscribir la operación y elevarla a escritura pública.

2. Volkswagen ofrece cupones de hasta 10.000 euros por los viejos coches diésel en Alemania. Volkswagen ofrecerá a partir del 1 de noviembre a un millón de propietarios alemanes cupones de recompra de vehículos de hasta 10.000 euros, dependiendo del modelo. La oferta es para todos los coches diésel de marcas del grupo

3. El alza al diésel y las tasas Google y Tobin no entrarán en enero de 2019 y condenan el déficit. Hasta 2.700 millones de euros de la recaudación prevista por las subidas de impuestos están en peligro, de los 5.600 millones que presupuestó el Ejecutivo. Se trata de las correspondientes a la llamada «tasa Google» del 3% sobre la facturación de la economía digital, la que gravará las transacciones financieras al 0,2% o «tasa Tobin» y el alza al diésel.

4. El turismo confirma su cambio en verano: ralentiza su crecimiento pero aumenta en ingresos. Para la patronal turística no hay alarmismo alguno a pesar de este parón, ya que entienden que estos niveles son «acordes con los condicionantes geopolíticos y macroeconómicos actuales» y recuerdan que los resultados en el tercer trimestre de 2017 fueron muy buenos.

5. Sube el Euribor, ¿elijo una hipoteca fija o variable? Las cuotas resultantes son más altas en las fijas que en las variables debido a que el tipo de interés medio registrado fue del 3% para las primeras frente al 2,36% de las segundas. Sin embargo, con los créditos fijos el consumidor no asume riesgos de cara a una futura subida de los tipos de interés en la zona euro.