Vodafone se plantea recurrir a Bruselas la oferta de Movistar Fusión

La compañía británica pide explicaciones a la CMT y asegura que, si no puede igualar a su competidor, utilizará«todos los medios judiciales» que estén en su mano

javier tahiri
madrid Actualizado:

Vodafone tomará todas las medidas judiciales que estén a su disposición si comprueba que no puede igualar a Movistar Fusión. A pesar de que la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) haya dado el visto bueno a la propuesta de Telefónica de integrar en una factura única móvil, fijo, ADSL y televisión, el consejero delegado de Vodafone, Vittorio Colao, apuntó el martes por la mañana en un encuentro con medios que la compañía ha solicitado al regulador acceder a los cálculos que respaldan su veredicto. Y que si comprueban que no son correctos, tomarán medidas cautelares entre las que apuntó recurrir a la Audiencia Nacional y hasta a Bruselas.

El consejero delegado en España, Antonio Coimbra, anunció que si los datos que les proporcione la CMT no desmienten esta impresión, Vodafone utilizará «todos los medios judiciales posibles» contra Movistar Fusión. «Nuestros cálculos dicen que Movistar Fusión no es replicable y por tanto perjudica a los clientes», afirmó Colao.

«Creemos que la competitividad es positiva, pero Movistar Fusión es un "remonopolio"», apuntilló. Debido a ello, la compañía ya se ha dirigido a la CMT y espera una respuesta del organismo, al que han calificado de «poco transparente».

La razón por la que Vodafone y otros operadores minoristas como Orange señalan que la oferta de su principal competidor no puede ser igualada es el control que Telefónica retiene sobre la infraestructura, heredada de su época de monopolio. Debido a ello, Colao también señaló que si comprueban que Telefónica «no quiere ser un mayorista competitivo», reclamarán la separación funcional de las redes y los servicios. En la actualidad, la compañía presidida por César Alierta cobra a todos los operadores por el uso de su red fija.

La separación funcional es una medida aplicada en otros países como Reino Unido y reclamada desde la Comisión Europea para que la empresa que gestione las redes no coincida con uno de los operadores que proporciona el servicio. «Si yo puedo ofrecer lo mismo que mi competidor, no hay ningún problema. Pero si en España no se respeta la competencia, entonces no quiero pagar», sentenció el directivo.

No descartan adquisiciones

El consejo de administración de la compañía se reunió estos días en Madrid. Colao admitió que España y posibles compras y fusiones de la compañía en nuestro país fueron uno de los temas de conversación de los directivos. «No descartamos nada en España», afirmó. Preguntado sobre el posible interés por Yoigo, Colao respondió que «España es un mercado importante, y en todos los mercados importantes estudiamos todas las oportunidades y lo tomamos todo en cuenta».

«España es un buen destino para invertir, sobre todo a largo plazo gracias a las medidas aplicadas por el Gobierno en cuanto a recorte de gasto público y la reforma del sector financiero», apuntó Colao. El directivo aprovechó la visita a la capital de España para reunirse con el ministro de Economía, Luis de Guindos, y alabó las reformas emprendidas por el Ejecutivo de Mariano Rajoy. «Si hay una receta para salir de la crisis, estas decisiones se acercan mucho a ella».

En cuanto a la división española, Colao apuntó que está «satisfecho» con el comportamiento del mercado nacional, uno de los cinco principales de la compañía en el mundo. «Solemos invertir entre 500 y 600 millones de euros al año en España y pensamos mantenerlos», confirmó.

Colao se definió como «proeuropeo» y auguró que Europa saldrá de la crisis si hace una gestión inteligente de la misma. Sin embargo, calificó de «frustrante» la diferente regulación de los países europeos y abogó por una legislación de telecomunicaciones única: «Al igual que en Estados Unidos, queremos ofrecer lo mejor a los millones de europeos».