Los usuarios generan un gasto de aproximadamento 2..375 euros durante su estancia ABC

El uso de vivienda turística aumenta un 33% en los dos últimos años

El alquilar vacacional genera un impacto económico de 62.000 millones de euros en 2017

Actualizado:

El uso de la vivienda turística continúa creciendo meteóricamente en España. Así, según los datos del estudio del V Barómetro del Alquiler Vacacional en España, el uso de la vivienda turística en en nuestro país continúa aumentando y lo ha hecho un 33% en los ultimos dos años.

La vivienda turística ha sido utilizada en 110 millones de viajes, de los cuales 29 millones de veces se deben a los residentes en España (7 millones más que en 2017) y 81 millones en el caso de los residentes en el extranjero.

El factor de la vivienda turística ha generado un impacto de 124.000 millones de euros en los últimos dos años, entre los cuales 8.000 millones de euros han sido generados por los residentes en España.

Mientas el uso de viviendas turísticas continua aumentando, lo hace también la preocupación de todos aquellos que se verán afectados o envueltos en una guerra legal con la Administración, que insiste en intentar regular y poner trabas a estos tipos de alojamientos con la excusa de intentar controlar la subida de precio de los alquileres.

Los residentes en España tienden a alojarse una media de 5,5 noches, mientras que los residentes en el extranjeros suelen hacerlo durante casi 10 noches.

A pesar de que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid ya ha anulado la previsión del decreto madrileño de 2014, el cual establecía la prohibición de alquiler de viviendas por un periodo inferior a cinco días, ahora se plantea la exigencia de una licencia de uso comercial para aquellos que alquilen más de 90 días en Madrid. Como esta, también se plantean distintas medidas que podrían incluso prohibir por completo la actividad de los pisos turísticos, como sería el caso de Palma.

En total, se estima que de media, el gasto que generan los usuarios residentes en España es de 2.375 € durante toda la estancia. De éstos, 530 € son pertenecientes al alquiler del alojamiento y 1.845 € a otros gastos vinculados a la estancia. En el caso de los residentes en el extranjero, el gasto total anual es de 4.417 €, siendo 1.134 € del alquiler y 3.283 € de otros gastos derivados de la estancia.

En total, de media, el 32% del gasto se realiza en los comercios próximos a la vivienda, repercutiendo, así, de una manera positiva en la economía local, que se podría ver afectada por la guerra con la Administración.