El «pago sin contacto» será un éxito entre las entidades financieras en 2013
- efe

El «pago sin contacto» será un éxito entre las entidades financieras en 2013

El director general de Visa Europe vaticina que este sistema «superará el 90% de penetración» en los dos últimos años

MADRID Actualizado:

El director general para España y Portugal de Visa Europe, Luis García Cristóbal, ha vaticinado que el pago 'sin contacto' a través de cualquier dispositivo móvil superará el 90% de penetración entre las entidades financieras españolas en los dos próximos años.

Cristóbal argumentó que ya se han materializado "grandes" lanzamientos en Madrid, Barcelona y Baleares, como el servicio conjunto ofrecido por BBVA y Bankia para facilitar el pago con tarjeta sin firma ni código pin, por lo que subrayó que el despliegue de esta modalidad de pago "ya ha empezado". "Hay una gran cola de grandes lanzamientos", aseguró el director de Visa Europe en España y Portugal, para después confiar en que el proceso de fusiones que se espera en el sector financiero español pueda impulsar el pago con plástico a distancia.

«Las fusiones son una oportunidad para el pago sin contacto»

En este sentido, recordó que la introducción en España de las tarjetas con chip fue más tardió que en el resto de Europa, si bien una vez decidida esta estrategia su implementación apenas se materializó en año y medio. "Las fusiones son una oportunidad para el pago sin contacto", remarcó. Visa, que cuenta en España con una cuota de mercado del 73%, ha visto elevarse en casi un 5% el gasto total en comercios, hasta cerca de 78.000 millones de euros, sobre todo ante el crecimiento de las tarjetas de débito (+8,7%). "Y eso pese a la difícil situación en España por la incertidumbre y el elevado paro", apuntó Cristóbal, quien incidió en el descenso en el uso del dinero plástico de crédito por el ajuste en el gasto doméstico.

Tarjetas de débito

En esta línea, el número de transacciones en comercios con tarjetas Visa aumentó un 5,7%, hasta alcanzar los 1.578 millones de euros, con aumentos del 9,2% en las de débito y del 3,6% en las de crédito. Es decir, uno de cada ocho euros del gasto total se hace a través de Visa, lo que supone que el 12,4% del consumo privado se realiza con este tipo de tarjetas.

En lo que se refiere al negocio en el conjunto del Viejo Continente, uno de cada siete euros del gasto total se paga con tarjetas Visa, esto es, un 14% más que en 2011. "Es el mejor año de la última década", se congratuló el vicepresidente ejecutivo de Visa Europe, Steve Perry, durante la presentación de los resultados del ejercicio pasado. Perry concretó que el negocio del débito continuó elevando su peso en la facturación total de Visa Europe, hasta el 38%, crecimiento paralelo al descenso en el de crédito (22%).