De la Rúa viaja a EE.UU. sin el apoyo suficiente para su plan de choque

BUENOS AIRES. Carmen de Carlos, corresponsal
Actualizado:

Salvo sorpresa de última hora, Fernando de la Rúa viajará hoy a Washington sin haber logrado un pacto con todos los gobernadores, tal y como exige Estados Unidos para prestar su apoyo al canje de la deuda externa Argentina. Su ministro de Economía, Domingo Cavallo, partió ya ayer con destino al país norteamericano.

Para empeorar más las cosas, otras dos calificadoras de riesgo, Standard and Poors y Moody´s, coincidieron con la firma Fitch en considerar la operación de reprogramación un incumplimiento de pagos.

Pese al acercamiento de posiciones entre el Gobierno central y las provincias en las últimas horas, el acuerdo para el consenso en materia de distribución, limitación y forma de pago de fondos de coparticipación, sólo se ha alcanzado con los gobernadores de su partido. Está en juego una deuda de más de 500 millones de dólares y la suma a repartir, de aquí en adelante. La postura más dura la mantiene el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Carlos Ruckauff, que ha llegado a amenazar con embargar los bienes nacionales existentes en su territorio. De tal forma que, y el ejemplo lo ofreció él mismo, si el helicóptero presidencial llegara a posarse en su provincia, Ruckauff podría incautarse de él.

La urgencia por resolver este conflicto se encuentra en igual intensidad en ambas partes. Las provincias están al borde del estallido y Argentina, virtualmente en quiebra. Como muestra, valga recordar que la Rioja, zona ultrasubvencionada durante la década del gobierno de Menem, se ha declarado en suspensión de pagos; en Tucumán, la medicina pública ha suspendido sus actividades y no acepta pacientes desde mayo; y en Misiones, a falta de dinero contante y sonante, los funcionarios recibirán la mitad de sus sueldos en Lecop, es decir en bonos nacionales, por lo que ya se puede hablar de tres monedas en circulación: el peso, el dólar y las Lecop (letras de coparticipación).

SE REDUCE LA NOTA DE ARGENTINA

En este contexto, la noticia de que S&P reduce la nota de Argentina y se refiere a ella como país en situación de «suspensión de pagos selectiva» y la determinación de Moody´s de resumir el primer tramo del canje de deuda, que afecta a los acreedores locales como una operación que tiene las características que representaría un incumplimiento, desembocó en la intervención del viceministro de Economía, Daniel Marx, quien también partió ya con Cavallo a EE.UU.