¿Qué hay de verdad en los PIGS?
MACIEKLEW (FLICKR)

¿Qué hay de verdad en los PIGS?

Analizamos la situación de Portugal, Italia, Grecia y España

CRISTINA CASILLAS
Actualizado:

PIGS (Portugal, Italia/Irlanda, Grecia y España) es un acrónimo creado en los años ochenta cuando se creía que estos países no podrían entrar en la Unión Europea. Pero la vida da muchas vueltas y España se incorporó a la entonces Comunidad Europea en 1986. Tras el estallido de la crisis mundial el término ha vuelto a ponerse de moda por la prensa británica.

Así, 'Financial Times' realizó un balance de la economía portuguesa, italiana, griega y española, a las que se refería como "cerdos" (Pigs por sus siglas en inglés). Según el periódico, "es un apodo peyorativo, aunque refleja en gran medida la realidad" de estas economías. "Hace ocho años, los cerdos llegaron realmente a volar. Sus economías se dispararon después de unirse a la Eurozona. (...) Ahora los cerdos están cayendo de nuevo a tierra", afirmaba el diario.

¿Qué hay de cierto?

En 2008 estalló la crisis subprime en Estados Unidos, que contagió al sistema financiero mundial, dando lugar a la crisis económica más grave desde la Segunda Guerra Mundial. Los países mediterráneos, como los del norte y centro de Europa, vieron como sus economías cayeron en picado. ¿Pero qué les diferencia?

Si tenemos en cuenta los datos del Eurostat, vemos que el PIB español ha mantenido una velocidad de crucero en su crecimiento. Desde 2000 hasta 2007, la economía española creció muy por encima de Francia y Alemania, con tasas superiores al 3% durante todos estos ejercicios. Es más, cuando las economías francesa y germana atravesaron un momento de debilidad (en 2003 Alemania terminó en recesión con una contracción de su PIB del 0,2% y Francia registraba trimestres con crecimiento negativo) España crecía al 3,1% y Grecia, al 5,9%.