Las rebajas lastran las ventas de la moda a precios de temporada, según Acotex
Las rebajas lastran las ventas de la moda a precios de temporada, según Acotex - RAÚL DOBLADO

La venta de ropa cae un 2,2% en 2018 tras cuatro años de crecimiento

Sin embargo, las proyecciones que maneja Acotex apuntan a que la cifra de negocio crecerá del 3% al 5% al cierre de 2019

Actualizado:

Tras encadenar cuatro años de subidas una vez pasado lo peor de la crisis económica, las ventas del sector textil español volvieron a registrar una caída (2,27%) en tasa interanual, hasta los 17.686 millones de euros, según los datos que se extraen del informe «El comercio textil en cifras» presentado este miércoles por la patronal Acotex. Su presidente, Eduardo Zamácola, lo ha justificado por la «penalización» de un tiempo atmosférico adverso y su efecto sobre las ventas en los primeros cinco meses del año pasado y por una «cierta inestabilidad» política y económica en el país. Si bien, la disminución de la facturación fue inferior a la registrada en los peores años para la economía española (-10,13% en 2008, -7,79% en 2009 y .-5,07 en 2010). La bajada de las ventas también afectó al empleo con la consiguiente destrucción de 1.730 puestos de trabajo en total, para cerrar el ejercicio con 198.882 empleados y 61.313 puntos de venta abiertos, un 1,39% menos que en 2017.

Sin embargo, Zamácola se ha mostrado optimista en cuanto a las cifras del comercio textil para el año en curso. Así, de enero a abril, el sector de la moda ha mejorado la cifra de negocios global un 2,1% y las proyecciones que maneja Acotex apuntan a que este indicador crecerá del 3% al 5% al cierre del 2019. El presidente de la patronal ha señalado que el consumidor «recuperará confianza por la mayor estabilidad» política y económica y ha apuntado que «crecer no parece un reto espectacular al venir de una base muy baja».

Adiós a las promociones continuas

En este sentido, el responsable de Acotex ha lamentado que aunque noviembre se vio favorecido por el Black Friday «la campaña navideña no fue satisfactoria». Lo que ha achacado a que «estamos 52 semanas al año con promociones continuas». Por este motivo, ha apuntado, que están logrando que el consumidor se vaya acostumbrando «a no exigir comprar con un 30% o 40% de descuento». En esta línea, ha pedido competir «dotando a la marca de elementos aspiracionales» y no en base a promociones continuas. Algo que ya está aplicando, ha recordado, en su propa empresa: Neck & Neck:«Tras dos años ya empezamos a ver algo de luz», ha asegurado tras limitarse a hacer descuentos solo en periodos de rebajas.

El año pasado, cada hogar -formado por una media de 2,5 personas- desembolsó en moda una medida de 1.218 euros. Como en ediciones anteriores, los madrileños fueron los que realizaron un mayor gasto por persona, con un media 547,43 euros. a continuaciçón se sitúan los residentes en Baleares (538 euros) y País Vasco (516,17 euros), en tanto que los de Cataluña figuran en la sexta plaza (467,08 euros).

Reparto de la facturación

La facturación del comercio textil se reparte de forma similar a los últimos años con una ligera bajada de cuota de mercado de las tiendas multimarca: cadenas especializadas, con un 33,9%; híper y supermercados, con un 25,1%; tiendas multimarca, con el 17,4% (frente al 19% del año anterior); outlets, con un 15,1% y grandes almacenes, con el 8,5%. El canal online ya representa el 8% de las ventas totales.

Por otro lado, el 50% de las compras de los turistas que visitaron España en 2018 se realizaron en Barcelona, el 33%, en Madrid; y el 6%, en Málaga, aunque en las tres ciudades las compras han descendido un 6%, respecto al año anterior.

En cuanto a volumen de compras, los ciudadanos procedentes de China (33%) son, con diferencia los que más compran realizan, seguidos de los argentinos y rusos que realizan un 7% de las compras de ciudadanos no comunitarios, aunque ambas nacionalidades han reducido considerablemente su gasto en ropa en España respecto al año 2107 (un 21% y un 13%, respectivamente).

Descuentos y pérdida de poder adquisitivo

En la Confederación Española de Comercio (CEC) achacan la disminución de las ventas de ropa del año pasado a los descuentos permanentes debido a la liberalización de las rebajas. «El volumen de facturación ha descendido por las rebajas constantes y por ello, hemos pedido al actual Gobierno que las vuelva a regular, aunque hasta el momento, no hemos conseguido que se adopten medidas al respecto», explica el secretario general de la CEC, José Guerrero.

Asimismo, Guerrero cree que los españoles compran menos prendas de moda por la contención del consumo y la caída del poder adquisitivo, un factor que también explica la relevancia que están adquiriendo hipermercados y supermercados como canales de venta. Por otro lado, Guerrero considera que la irrupción del comercio electrónico también ha perjudicado a las ventas a pie de calle.

Por su parte, David Luquin, profesor de emprendimiento de ISEM Fashion Business School, interpreta que hay tres factores que explican los datos desvelados hoy por Acotex. «Un sector en transformación radical ante un cliente que nos sorprende cada día con su manera de comprar, esto se ha convertido en un problema estructural al que se le está tratando de dar solución, la climatología del año pasado que destrozó cualquier planificación de temporada y por último un modelo perverso de rebajas y descuentos que están haciendo que el consumidor espere a encontrar su prenda favorita rebajada antes o después», razona Luquin.

Respecto al cierre del año actual, el profesor de ISEM se muestra optimista y asegura tener «toda la confianza en que nuestro fantástico sector de la moda trabaje para mejorar» en los dos factores que dependen de las propias empresas textiles como son «controlar los períodos promocionales y adaptarse de forma más rápida a las nuevas formas de comprar de los consumidores».

Reivindicación de la tienda física

Sobre el canal online, el presidente de Acotex ha pedido «no volvernos locos» aunque ya represente el 8% de la facturación total en 2018. Al respecto, ha reivindicado el rol de la tienda física. «Quien piense que el online es un competidor está muerto: es un gran aliado que proporciona visibilidad en todo el mundo. No se puede ser tan corto de miras», ha afirmado.

En este sentido, Eduardo Zamácola, ha recordado que ahora el cliente es omnicanal y que el 92% de la facturación todavía proviene de lo que se interactúa en las tiendas físicas. «Seguimos apostando por la experiencia en tienda física: es fundamental vivas algo diferente», ha concluido.