La ministra de Trabajo
La ministra de Trabajo - EFE

Valerio abronca a Granado: «El Gobierno no va a modificar a la baja las pensiones de viudedad»

La ministra de Trabajo reprende al secretario de Estado de la Seguridad Social: «Sabe mucho y de vez en cuando tengo que ir yo aclarando algunas cuestiones»

MadridActualizado:

La ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, ha asegurado este miércoles que el Gobierno «no tiene ninguna intención de modificar las pensiones de viudedad, salvo para seguir subiendo las más bajas».

«Para nada está en nuestra previsión modificar a la baja las pensiones de viudedad», ha dicho la ministra al ser preguntada por las declaraciones que realizó ayer el secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, abogando por vincular las nuevas pensiones de viudedad a las rentas de los beneficiarios. Sobre Granado, la ministra explicó que «opina en alto, va a conferencias, a charlas, él opina, opina... y a veces no se da cuenta de que forma parte de un Gobierno. Sabe mucho, es un buen técnico de la Seguridad Social... y de vez en cuando tengo que ir yo aclarando algunas cuestiones».

«Rectifico totalmente. No hay idea de que el Gobierno vaya a modificar en absoluto las pensiones de viudedad. Si acaso lo que nos tenemos que plantear es, como la pensión media de viudedad es un poquito más de 700 euros, seguir en la senda de subir un poquito más las mínimas», ha explicado.

En declaraciones a la prensa en Guadalajara, la ministra ha insistido en que, ante cualquier cambio que se tenga que realizar en el sistema público de pensiones, el PSOE apostará por garantizar su sostenibilidad social, es decir, que, «como poco», las pensiones suban con el IPC, así como su sostenibilidad financiera.

«El Gobierno y el PSOE tienen muy claro que esto se tiene que hacer respetando lo que diga el Pacto de Toledo y el diálogo social», ha añadido Valerio, que se ha mostrado en contra de acometer reformas unilaterales en el sistema, pues suelen tener una «vida muy corta».

La ministra ha hecho hincapié en que lo que ha hecho el Gobierno socialista es subir todas las pensiones de viudedad, especialmente las de aquellas mujeres mayores de 65 años sin ninguna otra renta, a las que, además de la revalorización general, superior al IPC previsto, se les ha aumentado la base reguladora sobre la que se calcula su pensión desde el 56% al 60%.