Juan Antonio Ibáñez, presidente de Urbas
Juan Antonio Ibáñez, presidente de Urbas - EFE

Urbas ignora las advertencias de la CNMV y da luz verde al desdoblamiento de acciones

La Junta dio el visto bueno a un canje en la proporción de diez acciones nuevas por cada una preexistente, a pesar de que el regulador advirió el 29 de agosto que estudiaría la operación por si se trataba de una manipulación del mercado

MadridActualizado:

La Junta de Accionistas de Urbas Grupo Financiero ha dado luz verde en su última reunión un desdoblamiento o «split» de las acciones en que se divide su capital social, para dar lugar a nuevos títulos, y omitió así una advertencia expresa de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El regulador bursátil requirió el pasado 29 de agosto a Urbas que adoptara las medidas a su alcance para evitar un desdoblamiento de acciones, y advirtió en un escrito de que, en el caso de que prosperara esta iniciativa, valoraría si este hecho pudiese constituir un supuesto de manipulación de mercado.

La inmobiliaria, que a requerimiento de la CNMV ha puesto a disposición de los accionistas sus precisiones y advertencias, ha aprobado no obstante y en la citada Junta, celebrada el pasado viernes, el canje de las acciones por otras nuevas a emitir. Es decir, a un intercambio en la proporción de diez acciones nuevas por cada una preexistente.

Este cambio daría lugar, según ha comunicado hoy Urbas a la CNMV, a nuevas acciones de una milésima de euro de valor nominal y la modificación del artículo 5 de los estatutos sociales. La medida no modificaría la cifra de capital social y aumentaría el número de acciones de Urbas en circulación.

La Junta de Accionistas de la compañía ha aprobado, asimismo, delegar en el Consejo de Administración la ejecución del desdoblamiento de las acciones y lo facultó para modificar los estatutos y adaptar su contenido al valor nominal y al número de acciones emitidas.

La CNMV comunicó a Urbas a fianles de agosto que se reservaba la posibilidad de ejercer las competencias que la ley le otorga para garantizar la libre formación de precios y la integridad de la negociación, entre ellas la suspensión o exclusión de la negociación de los valores correspondientes, así como la impugnación de los pertinentes acuerdos societarios.