La comisaria europea de Comercio, en una rueda de prensa el pasado mes de marzo
La comisaria europea de Comercio, en una rueda de prensa el pasado mes de marzo - REUTERS

La Unión Europea se prepara para lo peor sobre los aranceles al acero y al aluminio

La comisaria de Comercio ha señalado que no tienen muchas esperanzas de que Trump recule

MadridActualizado:

El 1 de junio acaba el plazo de prórroga dado por Donald Trump a la Unión Europea para imponer aranceles al acero (25%) y al aluminio (10%). Pese a que este miércoles la comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmström, se reunirá con representantes norteamericanos, las esperanzas de quedar exentos son muy reducidas.

Malmström ha asegurado en el Parlamento Europeo que lograr una exención permanente e, incluso, un gravamen por cuotas es ser demasiado optimista: «Si somos realistas, no podemos esperar eso».

La comisaria, así, se prepara para el peor escenario posible, es decir, que el 1 de junio entren en vigor los impuestos a estas materias. Aunque Malmström confía en que finalmente Estados Unidos rebaje el tono hasta una tarifa «por cuotas», la Comisión Europea no tiene esperanzas puestas en ello.

Bajo la hipótesis de que puedan imponerse gravámenes por cuotas y no aranceles completos, la duda de la comisaria está en si estas serán más o menos restrictivas. Por ello, en todos los escenarios, se preparan para responder con «medidas proporcionales».

«Si se rechaza [un acuerdo], no tendremos otra alternativa que acudir a la OMC diciendo que hay que respetar las normas de sistema de comercio global y tomar medidas proporcionales. Seguir con las medidas que hemos preparado», ha afirmado la comisaria de Comercio.

En consonancia, Malmström ha destacado que todavía están abiertos a negociar un pacto beneficioso para ambas regiones. «Podemos debatir un acuerdo mutuamente beneficioso, pero tiene que ser bueno para los dos. No hay negociaciones secretas en curso».