Turistas en Valencia - ROBER SOLSONA

Turismo prevé una caída de la ocupación de seis puntos esta Semana Santa y un desplome en Barcelona

Este año destacan las favorables previsiones para los alojamientos de esquí, que preveen alcanzar un 81% de ocupación hotelera

MADRIDActualizado:

Las previsiones de ocupación hotelera para esta Semana Santa en España alcanzan el 78,9%, lo que supone 6,4 puntos porcentuales menos con respecto a la misma temporada de 2017, según ha avanzado la Secretaría de Estado de Turismo con los datos de la encuesta de ocupación turística (Ocupatur).

Los datos extraídos de la encuesta de ocupación turística oficial dados a conocer en vísperas del comienzo de la Semana Santa, se basan en las previsiones con base a las reservas realizadas hasta la fecha. El pasado año frente a una previsión del 85,3% la ocupación final se situó en el 85%.

Este año destacan las favorables previsiones para los alojamientos de esquí, que preveen alcanzar un 81% de ocupación, lo que supone un incremento de 17 puntos porcentuales con respecto al mismo periodo del año anterior. Las casas rurales también mejoran sus previsiones, llegando al 80% frente al 76% que se alcanzó en 2017.

El turismo de interior cae levemente (dos puntos porcentuales) hasta el 76%. En el caso del turismo de costa las previsiones son que alcance un 82% de ocupación, siete puntos menos que el pasado año, mientras que el de islas también cae ocho puntos hasta el 79%.

Por comunidades autónomas, la primera en reservas es Canarias, con una previsión del 88% de ocupación hotelera. Le siguen País Vasco (86%), La Rioja (85%), Extremadura (84%) y Andalucía y Navarra (ambas con un 83%). Entre las comunidades que elevan su resultado no se encuentra ninguna costera, principalmente por la incertidumbre meteorológico de los últimos días. Navarra sube cinco puntos porcentuales hasta el 853, Asturias pasa del 79% al 83%, Aragón mejora levemente (del 80% al 81%), al igual que Extremadura (del 83% al 84%).

Destaca especialmente la caída en las previsiones turísticas de ocupación para los alojamientos de Barcelona. Mientras que en la semana Santa de 2017 la prevision de ocupación se situaba en el 92%, este año las expectativas se sitúan en el 79%, 13 puntos porcentuales menos. El pasado año su ocupación real final llegó al 90%.

Por encima de la Ciudad Condal queda Palma de Mallorca, con un 67% de previsión frente al 83% del año pasado; mientras que Santiago de Compostela queda en tercer lugar en caídas: un 70% frente al 81% de 2017.

Las ciudades que lideran las reservas son Málaga, donde se prevé una ocupación que alcance el 90%, seguidas de Sevilla, Granada y Bilbao, donde la Secretaría de Estado de Turismo prevé que las reservas lleguen al 88%.