El mandatario estadounidense cree que sería «muy bueno» para el país algún tipo de acuerdo con China
El mandatario estadounidense cree que sería «muy bueno» para el país algún tipo de acuerdo con China - REUTERS

Trump coloca a Huawei en el centro de la negociación comercial con China

El presidente de Estados Unidos califica como «peligrosos» los productos de Huawei y asegura que «es posible que si hacemos un pacto, Huawei sea parte de ese trato», ha reconocido.

MadridActualizado:

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha asegurado este jueves que la disputa que su Administración mantiene con la empresa de tecnología china Huawei podría resolverse mediante un acuerdo comercial con el país asiático.

En un encuentro con los medios en la Casa Blanca, Trump ha insistido en que Huawei y sus productos son «peligrosos». «Miras lo que han hecho, desde el punto de vista militar y de la seguridad... es peligroso. Pero es posible que, si hacemos un pacto, Huawei sea parte de ese trato», ha reconocido.

En este sentido, el mandatario estadounidense ha explicado que este acuerdo sería «muy bueno» para el país, aunque ha descartado referirse a las consecuencias que tendría para la empresa china. «Es muy pronto para eso. Ahora estamos muy preocupados de Huawei y de nuestra seguridad», ha zanjado.

El pasado jueves, Trump firmó una orden ejecutiva que prohíbe a las empresas estadounidenses de telecomunicaciones utilizar dispositivos elaborados por compañías que puedan suponer «un riesgo para la seguridad nacional, lo que abría la puerta a una posible prohibición con el gigante asiático Huawei.

El decreto invoca la Ley de Poderes Económicos de Emergencia Internacional, que da al presidente la autoridad de regular el comercio en respuesta a una emergencia nacional que amenace a Estados Unidos. La medida ordena al Departamento de Comercio, que trabaja con otras agencias del gobierno, a presentar un plan de aplicación dentro de 150 días.

En un comunicado difundido por la Casa Blanca, el mandatario estadounidense justificaba su decisión en los ataques recibidos por «adversarios extranjeros» que tratan de «explotar debilidades en los sistemas de información y comunicación» de su país.