El trueque de Agbar por Adeslas entre La Caixa y Suez sorprende a Montilla

J. C. VALERO | BARCELONA
Actualizado:

Aguas de Barcelona (Agbar), el mayor grupo español de distribución de agua, puede pasar a manos francesas si prospera la propuesta de canje de acciones entre La Caixa y su socio Suez, que «pagaría» cediendo el control de la aseguradora Adeslas para que el holding de participadas de la primera caja española, Criteria, la integre en sus negocios de seguros de SegurCaixa. Tan significativo cambio en la titularidad de la concesionaria de un servicio público regulado ha cogido por sorpresa al gobierno catalán, que ayer desconocía la operación avanzada por el diario Expansión.

Agbar es el primer operador privado en España de la gestión del ciclo integral del agua. Presente en todas las comunidades autónomas, es la compañía encargada de la captación, el transporte, la potabilización y la distribución de agua a cerca de 13 millones de españoles en más 1.200 municipios, que van desde los 1.000 hasta los casi tres millones de habitantes.

Agbar, que está presidida por Jordi Mercader, ex presidente del Instituto Nacional de Industria (INI) con Felipe González; es el operador dominante en Barcelona y su área metropolitana. La compañía es una de las joyas del «holding» de La Caixa, junto a Gas Natural y Abertis, no sólo por sus 142 años de historia, sino por su presencia en Argelia, Chile, China, Colombia, Cuba, México y Reino Unido. Ambas circunstancias jugarán en contra del éxito de la operación de canje por sus consecuencias políticas.

El presidente de la Generalitat, José Montilla, ya está acostumbrado a tener que viajar al extranjero para negociar asuntos concernientes a servicios públicos básicos en su comunidad. Montilla aprovechó su viaje a Roma con motivo de la final de la Champions League para reunirse con el consejero delegado de Enel, Fluvio Conti, al que recordó los compromisos de inversión de su participada Endesa en la red eléctrica catalana. después del apagón de Barcelona de hace dos años.

Criteria ya había querido adquirir Adeslas hace un año para fortalecer su grupo asegurador, Segurcaixa, lo que hubiera permitido reforzarse en seguros de salud y cubrir todo el espectro del negocio asegurador, ya muy fuerte en vida y en pensiones e incipiente en automoción. Hace dos años ya adquirió la participación de Fortis en la aseguradora. Ahora, la posibilidad de esta integración para crear un gran grupo asegurador español que facture en primas más de 4.000 millones al año vuelve a ser posible si fructifica la operación.

Suez, que ahora posee cerca del 46% de Agbar, compraría un 24% de la compañía de servicios a Criteria por 829 millones, tras valorar las acciones de Agbar a 23 euros. El canje reduciría la participación del holding de La Caixa en Agbar al 20%. La operación sería neutra desde el punto de vista del desembolso de fondos de Suez, que pagaría cediendo el 55% del capital de Adeslas a Criteria, por el que el holding de La Caixa pagará 880 millones de euros.

Además de la reacción política, el trueque hispano-galo también estaría pendiente de cómo reaccione el socio minoritario de Adeslas, el grupo francés Médéric, dirigido por Guillaume Sarkozy, hermano del presidente francés.