Los TCP de Ryanair han denunciado a la aerolínea irlandesa ante la Audiencia Nacional
Los TCP de Ryanair han denunciado a la aerolínea irlandesa ante la Audiencia Nacional - Reuters

Los tripulantes de cabina demandan a Ryanair ante la Audiencia Nacional por vulnerar el derecho a huelga

Los sindicatos USO y Sitcpla piden una indemnización de 150.000 euros

MadridActualizado:

Los sindicatos USO y Sitcpla han presentado una demanda en la Audiencia Nacional contra Ryanair por vulnerar el derecho de huelga de los tripulantes de cabina (TCP) durante las convocatorias de paros de julio, agosto y septiembre, según han confirmado fuentes sindicales, cuya vista se celebrará el próximo 29 de enero.

USO y Sitcpla denuncian la conculcación por parte de Ryanair del derecho a huelga, las «coacciones» a los trabajadores al intentar ejercer este derecho, las penalizaciones económicas y laborales que se les impusieron, así como de obstrucción de información de los vuelos protegidos en esos días de huelga, según ha indicado el secretario general de USO sector aéreo, Pedro Alzina.

El objetivo es que estos sucesos «no se vuelvan a repetir», tanto en el caso de Ryanair como en el de cualquier otra aerolínea, según ha destacado el portavoz del Sitcpla, Antonio Escobar, quien ha añadido que es una acción de «legítima defensa y preventiva» ante futuros conflictos para que las compañías no se vean capacitadas a «intimidar, cesar, preguntar u obstruir» en las huelgas de los trabajadores.

En concreto, los sindicatos solicitan que la Audiencia Nacional condene a Ryanair, Crewlink y Workforce -agencias de contratación que suministran el 75% de los TCP que operan sus vuelos- a devolver a los trabajadores que pudieron ejercer su derecho a huelga 150 euros del bonus de productividad, según adelantó hoy 'El Mundo'.

Asimismo, piden que sancione como punible el comportamiento de coacciones a los trabajadores a través de cuestionarios para saber si iban a secundar o no la huelga, llamadas telefónicas de lo jefes de base, campañas de desprestigio a los sindicatos, grabaciones a los TCP en huelga, la no comunicación al comité de huelga del listado de vuelos protegidos, imposición de guardias e imaginarias en número excesivo, no designar vuelos de mínimos a los TCP y obligar a hacer venta a bordo -en contra de la resolución de los mínimos de Fomento-.

La demanda también incluye la resolución de la Dirección de Inspección de Trabajo sobre la actuación de Ryanair en las huelgas de este verano, que considera que la aerolínea cometió infracciones «graves y muy graves», tanto de conculcación de los derechos de huelga como de obstrucción a de inspección de Trabajo.

Además, se hace referencia a la reciente resolución de la Dirección Especial de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social en la que se constata la obstrucción a la labor inspectora, la vulneración del ejercicio del derecho de huelga y la transgresión de la normativa sobre prevención de riesgos laborales.

Los sindicatos piden para sí mismos una indemnización de 150.000 euros -75.000 para cada uno- por haber «intentado desacreditarles», acusándoles de tratar de ir en contra de Ryanair y en favor de otras aerolíneas, tal y como ha indicado Escobar.

USO y Sitcpla, así como el resto de sindicatos europeos convocantes de huelgas en Portugal, Italia, Bélgica, Holanda y Alemania, solicitan que la aerolínea contrate a sus trabajadores bajo las legislaciones laborales de cada país y respete sus derechos.

Escobar ha indicado que esta semana «probablemente» los sindicatos tomen una decisión sobre las posibles acciones de cara a la Navidad, ya que este martes se reúnen los sindicatos europeos implicados en Bruselas.

En todo caso, el sindicalista ha manifestado que se tomará una decisión sobre lo que harán en Navidad, aunque mantiene que intentarán «no convocar huelga».