El presidente de Ryanair, Michael O´Leary - IGNACIO GIL / Vídeo: ¿Qué puede reclamar a Ryanair?
Ryanair

Fomento obliga a Ryanair a operar el 35% de los vuelos nacionales y el 59% de los internacionales en la huelga

La aerolínea también deberá operar todos los vuelos domésticos con destino a Canarias y Baleares

MadridActualizado:

Fomento ha informado a Ryanair, a los sindicatos SITCPLA y USO-STA y a Aena y Enaire de los servicios mínimos de la convocatoria de huelga de los tripulantes de cabina prevista para los días 25 y 26 de julio. En concreto, el Gobierno establece la obligación de operar el 35% de los vuelos de cada ruta con ciudades españolas peninsulares con alternativas de transporte de menos de 5 horas y el 59% de los vuelos internacionales, y para cada ruta con ciudades españoles con una alternativa superior a las 5 horas o sin ella.

Además la aerolínea deberá garantizar el 100% de los vuelos domésticos con destino a las islas (Canarias o Baleares), así como dar todos los servicios cuya hora de salida fuera anterior al inicio de la huelga y cuya llegada se produzca durante la misma. La aerolínea con base en Irlanda deberá garantizar asimismo otras operaciones específicas, como el servicio postal universal.

Estos servicios mínimos están finalmente dirigidos a los trabajadores de Ryanair basados en España, no a los que cuenten con un contrato nacional. Este sistema permite al Ejecutivo convocar a todos los tripulantes españoles de la aerolínea. Tal y como adelantó ABC, Fomento tenía la idea en principio de solo convocar servicios mínimos para los trabajadores con contrato «español». Sin embargo, teniendo en cuenta que todos los TCP de la compañía tienen un contrato irlandés y el 75% ni si quiera cotiza a la Seguridad Social, el Gobierno ha recapacitado.

Los sindicatos, pese a ello, critican el posicionamiento de Fomento en este conflicto. Especialmente cuestionado ha sido el hecho de que el Ministerio haya rechazado mantener un encuentro para conocer sus reivindicaciones, cosa que sí hizo de forma «oficiosa»con la empresa. «Se han puesto del lado del operador para proteger a los ciudadanos. Pero así dejan de lado a los tripulantes de Ryanair, que es gente que no tiene ni Seguridad Social», afirman fuentes sindicales.

Ayer, el ministro del departamento, José Luis Ábalos, recordó en una entrevista concedida a RNE que la cancelación de vuelos anunciada por la compañía el miércoles –que alcanza los 400 en el caso de España– es legal. Pese a ello, Ábalos aseguró que el Ministerio seguirá de cerca las actuaciones de Ryanair durante las protestas.

La aerolínea, por su parte, destacó ayer que está alcanzando acuerdos con organizaciones sindicales en distintos países europeos, como el firmado en Alemania con Ver.di. Respecto a la huelga, fuentes de la compañía confirman a este periódico que habrá 75.000 afectados en España por las dos jornadas de paros. Además, rechazan tajantemente que la empresa se esté planteando abandonar el país debido a estas movilizaciones, una posibilidad que habían filtrado los sindicatos tras la reunión mantenida entre ambas partes el miércoles.