Cristóbal Montoro

El Tribunal de Luxemburgo obliga a España a subir el IVA del peaje de autopistas del 7 al 16 por ciento

El IVA de los peajes en las autopistas españolas debe ser del 16 por ciento y no del 7 por ciento, como se ha venido aplicando hasta ahora, según sentenció ayer el Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas. Sin embargo, la Comisión Europea considera que esta sentencia no tiene por qué implicar automáticamente una subida del precio final de los peajes.

BRUSELAS. Amadeu Altafaj, corresponsal
Actualizado:

Los jueces de Luxemburgo dieron la razón a la Comisión Europea, que ya había obtenido satisfacción en septiembre del año pasado en causas similares contra las autoridades irlandesas, británicas y francesas. En esos casos, los tres países fueron condenados a pagar el IVA que dejaron de recaudar las sociedades concesionarias.

Sin embargo, de la sentencia en el caso español, «en principio, no se deriva ninguna obligación de devolver las cantidades que se dejaron de percibir», señalaron fuentes del Tribunal. La Comisión Europea «no tiene previsto ningún recurso» para reclamar una devolución, indicaron fuentes del Ejecutivo comunitario, subrayando que el cálculo de la parte del IVA que corresponde al presupuesto comunitario «apenas se ve afectada por esta variación». La diferencia estriba en que, en los casos británico, francés e irlandés, se aplicó una exención absoluta de este impuesto indirecto y los propios demandados pidieron a los jueces que se pronunciasen explícitamente sobre si procedía o no la devolución de esa cantidad en caso de ser condenados, lo que no ocurría en el caso español.

Para justificar este porcentaje más bajo, España alegaba que se trata de una prestación de servicios consistente en el transporte de viajeros y equipajes, una excepción al tipo normal de IVA, y el perjuicio por la diferencia con el vecino francés.

Como en los casos anteriores, los jueces de Luxemburgo defendieron que, «en España, la actividad que consiste en permitir a los usuarios la utilización de la infraestructura viaria a cambio del pago de un peaje no es realizada por un organismo de Derecho público sino por operadores privados», que éstos están sujetos al IVA y que procedía aplicar el tipo máximo. Por esto último, España «ha incumplido las obligaciones que le incumben en virtud del artículo 12 de la Sexta Directiva» sobre el IVA, concluyó el Tribunal, porque «la puesta a disposición de los usuarios de una infraestructura viaria a cambio del pago de un peaje no puede equipararse» a esa actividad de transporte de personas y equipajes.

Desde el Ministerio de Hacienda español se asegura que el Gobierno está esperando a recibir la notificación de la sentencia para tomar las medidas pertinentes, es decir, para aprobar una norma que suba el IVA de los peajes.

Las citadas fuentes señalan que lo lógico es que la subida del IVA se traslade a un mayor precio del uso de las autopistas.

En este sentido, fuentes de la Asociación Española de Concesionarias de Autopistas (Aseta) afirmaron ayer a ABC que, en un principio, la subida del IVA tendrían que pagarla los usuarios y no las compañías concesionarias. No obstante, se muestran abiertas a sentarse a negociar con el Gobierno fórmulas que permitan mantener los peajes en los niveles de precios actuales.

En cualquier caso, afirman que hay un compromiso por parte del Gobierno de mantener el equilibrio financiero y economómico de estas empresas, lo que implicaría que si tuvieran que asumir parte del IVA lo harían a cambio de compensaciones.