Una jornalera recoge fresas en una explotación agrícola de Palos de la Frontera (Huelva)
Una jornalera recoge fresas en una explotación agrícola de Palos de la Frontera (Huelva) - EFE

UPA traslada a Trabajo las dificultades del registro horario en el sector agrario

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos señala que el control de la jornada laboral debe adaptarse a las particularidades del sector

Actualizado:

El Real Decreto-ley 8/2019, que entró en vigor el pasado domingo y que obliga al registro de la jornada de trabajo, ha generado dudas en distintos sectores, como el agrícola, cuyas particularidades hacen complicada la aplicación de la norma.

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) ha trasladado este jueves al Ministerio de Trabajo las dificultades que supone el obligatorio registro horario en el sector del campo, según ha informado en un comunicado.

En concreto, la organización agraria ha transmitido a representantes de Trabajo la necesidad de buscar soluciones y encontrar propuestas que hagan asumible la norma para que «no se convierta en un quebradero de cabeza» para agricultores y ganaderos.

Desde UPA no ponen en duda el tener que cumplir la norma, pero consideran que ésta debe adaptarse a la realidad del trabajo agrícola, ya que el «campo no es una oficina ni una fábrica».

Según Trabajo, el objetivo de la norma es que haya un sistema de registro fiable, transparente y acordado. Con esas premisas, cualquier modelo que las cumpla es válido. En todo caso, el propio Real Decreto establece que si hay problemas específicos y constatados se puede realizar un debate sectorial para analizarlo y plantear soluciones.

La subdirectora general de Ordenación Normativa del Ministerio de Trabajo, Consolación Rodríguez Alba, ha trasladado a UPA su «comprensión» respecto a las dudas que está generando la aplicación del registro y les ha animado a hacerles llegar todas las dificultades «que se vayan constatando en el día a día».

Desde UPA, han solicitado a Trabajo una línea abierta de información para resolver las dudas y circunstancias especiales del sector agrario y le han emplazado a la convocatoria de una reunión sectorial para analizar los temas que surjan.