Trabajador en la fábrica de Martorell en Barcelona
Trabajador en la fábrica de Martorell en Barcelona - REUTERS

Los trabajadores de Seat desconvocan la huelga prevista para los fines de semana de junio y julio

La dirección y los dos sindicatos han acercado posiciones en los puntos que les separaba

BarcelonaActualizado:

Los avances conseguidos hoy en la negociación del nuevo convenio colectivo de Seat han llevado hoy a los dos principales sindicatos, CCOO y UGT, a desconvocar la huelga prevista para los fines de semana de junio y julio en los centros de Martorell, Zona Franca y El Prat (Barcelona).

En la última reunión de negociación celebrada hoy, la que hacía la número doce, la dirección y los dos sindicatos han acercado posiciones en los puntos que les separaba hasta el punto de que la empresa se ha comprometido a entregar a los representantes de los trabajadores un texto definitivo el próximo día 16 que podría ser aceptado por éstos.

El presidente del comité de empresa de Seat, Matías Carnero, ha explicado a Efe que en la reunión se han dado «avances definitivos», lo que permite tanto desconvocar los paros de junio y julio como pensar ya en un acuerdo final.

Carnero ha admitido que la negociación ha avanzado en sentido positivo tras la reunión que los dirigentes sindicales mantuvieron hace pocos días con el presidente de Seat, Luca de Meo.

«La dirección acepta finalmente casi el cien por cien de los puntos recogidos en la plataforma conjunta de propuestas para negociar que presentamos CCOO y UGT», ha asegurado el dirigente sindical.

El comité de empresa analizará el texto definitivo que presente la empresa y, si está de acuerdo, éste será llevado a una asamblea de afiliados que deberá ratificar el acuerdo para el nuevo convenio, que regirá para los próximos cinco años.

Los dos principales sindicatos habían convocado la huelga de fines de semana para presionar precisamente a la dirección en la negociación del convenio ya que no apreciaban avances importantes tras cinco meses de conversaciones.

Entre las medidas más destacables, el nuevo convenio recoge el reparto de beneficios entre los trabajadores, que recibirían una bonificación de un 8% a partir de los cien millones de euros de ganancias, que se quedaría en el 2 % si no se llega a esta cifra.

Un portavoz de la empresa ha asegurado a Efe que tras la reunión de hoy «estamos mucho más cerca de un acuerdo para el nuevo convenio colectivo». La compañía automovilística, que cuenta con 12.753 trabajadores, ganó el año pasado seis millones de euros después de años de pérdidas.

El sindicato CGT, en minoría en el comité, ha denunciado que el principio de acuerdo alcanzado hoy entre los sindicatos mayoritarios y la dirección ha confirmado que la negociación ha sido «un teatro». A su juicio, el acuerdo «está lleno de puntos, pero muy poco dinero y cero minutos de reducción de jornada».