Los trabajadores de Air Comet, en huelga desde hoy hasta el viernes
Gerardo Díaz Ferrán (dcha.) junto a su socio Gonzalo Pascual (segundo izda.) y responsables de Airbus / EFE

Los trabajadores de Air Comet, en huelga desde hoy hasta el viernes

EP | MADRID
Actualizado:

Unos 640 trabajadores de Air Comet iniciarán hoy una huelga que mantendrán hasta el próximo viernes, día 4, y que tendrá carácter indefinido a partir del puente de diciembre, ante el "incumplimiento sistemático" por parte de la empresa de abonar hasta cuatro nóminas a la "mayoría de la plantilla".

Los paros, convocados por el comité de empresa de estructura y vuelo de la compañía integrado por UGT, USO, CGT, Stavla y Sepla, se prolongarán desde hoy a las 00.00 horas hasta las 23.59 horas del próximo viernes, y a partir del martes 8 de diciembre tendrá carácter indefinido desde las 00.00 horas de cada martes hasta las 23.59 horas del viernes siguiente.

Pese a la huelga, la aerolínea mantiene los seis vuelos programados para hoy desde Madrid-Barajas. Concretamente, las tres salidas desde Madrid-Barajas a Quito (14.00 horas), La Habana (15.25 horas) y Buenos Aires (22.30 horas), y los tres vuelos procedentes de Lima, Buenos Aires y Guayaquil, con llegada al aeropuerto madrileño a las 3.45 horas, 5.45 horas y 17.00 horas, respectivamente.

Fomento ha fijado en el 75% los servicios mínimos, por lo que, según denunciaron los sindicatos, teniendo en cuenta que la medida de vuelos operados por la aerolínea es de dos diarios, esto supone mantener "todos" los vuelos. "El personal de vuelo será el más afectado, ya que deberá presentarse a trabajar, no obstante se podrán producir retrasos en los vuelos", advirtieron los sindicatos.

Que la empresa pague

Fuentes sindicales explicaron a Ep que esta huelga es un "último cartucho" para exigir a la aerolínea que abone los salarios atrasados a sus trabajadores, y se deje de "buenas palabras para pasar a los hechos", ya que pese a que la dirección se comprometió a presentar al comité de empresa un plan de viabilidad y un nuevo calendario de pagos de los salarios atrasados, esto no se ha producido.

Por ello, insistieron en que la condición para desconvocar esta huelga, que será indefinida a partir del 8 de diciembre, es que Air Comet abone todas los salarios atrasados a sus trabajadores.

Las mismas fuentes indicaron que la compañía ha remitido una carta al comité de empresa en el que niega que Air Comet "esté en venta". "A ciencia cierta no sabemos nada, si se va a comprar, si van a cerrar o si esperan a que prescriban las deudas", lamentaron, para añadir que la falta de información por parte de la aerolínea añade "más incertidumbre" a una situación "insostenible".

La huelga tiene como objetivo exigir el "inmediato abono de todos los salarios adeudados y el compromiso expreso y público por parte de la empresa de que dichos abonos comenzarán a realizarse puntualmente dentro de los cinco primeros días del mes que corresponda, y que se proceda a abonar los finiquitos que adeuda a los trabajadores que causaron baja", señalaron desde el comité de empresa.

Deuda de 16 millones a la Seguridad Social

Por otro lado, fuentes de la aerolínea explicaron que la dirección se ha sentado a negociar con los sindicatos hasta el "último minuto" en un intento por evitar la huelga, a los que han presentado una nueva propuesta de pagos. "Los sindicatos exigen medidas más atractivas por lo que han decidido mantener la huelga", indicaron.

La aerolínea adeuda cerca de 16 millones de euros a la Seguridad Social, por lo que sus propietarios barajan acogerse a la línea ICO abierta por el Gobierno para respaldar al sector aéreo, y con la que prevén ingresar 20 millones de euros. Asimismo, la compañía ultima un crédito puente "de ocho dígitos" que le permita afrontar los salarios que debe a sus trabajadores y le "aporte liquidez", según fuentes de Air Comet.

Respecto a los rumores que apuntan a la posibilidad de que el grupo Marsans esté buscando comprador para Air Comet, las mismas fuentes admitieron que la compañía está "ultimando cosas" para dotar a la aerolínea de liquidez, que "ojalá cristalicen", aunque no quisieron concretar.