ABC
PUBLIRREPORTAJE

Todo lo que necesitas saber antes de pedir un préstamo

PUBLIRREPORTAJE
Actualizado:

Día a día, en los periódicos, la radio y la televisión, oímos hablar de todo tipo de préstamos. Noticias sobre préstamos para educación, préstamos de votos, préstamos para gasto público inundan todo tipo de medios continuamente, tanto que, de hecho, por una razón u otra, si prestamos atención a las noticias y a las conversaciones de nuestro entorno, acabaremos escuchando hablar sobre este término. Sin embargo, a pesar de ser un tema tan cotidiano y común, muchas personas no conocen realmente lo que es un préstamo, ni su funcionamiento o usos. Por ello, a continuación, presentamos todo lo que se necesita saber sobre estos servicios financieros.

En primer lugar, debemos aclarar qué es un préstamo. Un préstamo es una operación financiera por la que una persona física o jurídica le concede a otra una cantidad de dinero determinada a cambio de unos intereses determinados. Cuando recibimos un préstamo, nos comprometemos legalmente a devolver ese dinero, más los intereses que se hayan acordado previamente.

No todos los préstamos son iguales, existen diferentes tipos, con diferentes condiciones, por lo que deberemos elegir uno u otro dependiendo de la situación en la que nos encontremos. Es muy importante conocer bien los diferentes tipos, ya que si conocemos sus ventajas e inconvenientes podremos tomar una decisión acertada.

En cuanto a los tipos de préstamos que existen, lo cierto es que la situación ha cambiado en los últimos años. Antes, solo era posible conseguir la obtención de un préstamo a través de entidades bancarias que ofrecieran préstamos personales. En cambio, hoy en día estas entidades ofrecen diferentes alternativas, por no hablar de los préstamos online en el acto, que actualmente son los más solicitados gracias a su eficiencia y rapidez.

Cuando hablamos sobre préstamos, podemos diferenciar entre préstamos personales y préstamos hipotecarios.

Como su propio nombre indica, los préstamos hipotecarios se solicitan para conseguir financiación para adquirir una vivienda, es decir, para conseguir la concesión de una hipoteca.

Por otro lado, en cuanto a los préstamos personales podemos establecer algunas divisiones:

·Préstamo al consumo. Este servicio se solicita para financiar bienes de consumo duraderos que no requieren mucho capital. Ejemplo: la compra de un coche.

·Préstamo personal. Este servicio se suele solicitar para financiar necesidades concretas en un momento determinado, que suponen también un importe pequeño. La diferencia con los préstamos al consumo, es que estos se solicitan para la adquisición de bienes intangibles. Ejemplo: un viaje.

·Préstamo de estudios. Estos servicios gozan de mayor popularidad en países como Estados Unidos o Francia, aunque en los últimos años también se está estableciendo en nuestro país. Como su propio nombre indica, se utilizan para pagar los estudios de postgrado (como los másters) o universitarios. No suelen ser muy elevados, y se reembolsan a corto plazo.

Como añadido, aquellas personas que deseen estar al tanto sobre las novedades en el sector de los préstamos, deben conocer el concepto de «crowdlending». Estos servicios, también conocidos como préstamos P2P, son préstamos entre personas particulares a través de internet. Se pueden distinguir dos tipos: según si el receptor de la financiación es una persona (P2P) o una empresa (P2B).

Una vez sabemos cuáles son los diferentes tipos de préstamos y cuál es óptimo para cada situación, a cualquier persona se le plantea la misma pregunta: ¿Es posible conseguir préstamos sin intereses?

Como hemos explicado anteriormente, los préstamos suelen conllevar la devolución del dinero, más los intereses que se hayan acordado en el contrato, dentro del plazo de tiempo que se haya estipulado. Sin embargo, hoy en día disponemos de un gran número de alternativas en el mercado financiero, entre ellas, los préstamos sin intereses. En este apartado existen dos tipos, que conviene conocer bien antes de tomar una decisión:

·Préstamos personales sin interés. Estos servicios los ofrecen entidades financieras y empresas de capital privado. A pesar de que su interés es del 0%, no significa que sea gratis, aunque sí es bastante más recomendable que otras alternativas.

·Préstamos con finalidad. Realmente, todos los préstamos se solicitan para un fin, independientemente del tipo que sea. Sin embargo, en este tipo de la finalidad del dinero se acuerda previamente, independientemente de cual sea.

Estas son solo algunas claves para entender qué son los préstamos monetarios y cómo funciona este mercado. Como ya hemos mencionado, existen otros tipos de préstamos que afectan a todo tipo de sectores de nuestra sociedad, ya sea en política, construcción, educación o cultura. Es conveniente prestar atención a las noticias y las conversaciones de nuestro entorno, y tener en cuenta lo que nos afectan este tipo de operaciones tanto a nosotros como a lo que nos rodea.

Profesionales del sector de todo tipo, destacan la importancia de conocer este tipo de servicios, para hacer un uso responsable de ellos y evitar contratar condiciones que no nos convengan.

Afortunadamente, ahora contamos con portales web que nos ofrecen toda la información y posibilidades que podamos necesitar, como necesidadesfinancieras.es, que se ocupan de poner a disposición de cualquier persona todo tipo de conocimientos sobre este tema, a tan solo un click de distancia.