Rajoy y Cameron
Rajoy y Cameron - AFP

Lo que tienen que perder las empresas españoles si Reino Unido sale de la UE

El superávit comercial de mercancías entre España y Reino Unido en el año 2015 fue de 5.647 millones de euros, un 4,45% más

LondresActualizado:

Las empresas españolas están, durante los últimos días y semanas, haciendo «campaña informal» a favor de la permanencia de Reino Unido en la UE, algo que decidirán en referéndum los ciudadanos británicos este jueves. Numerosas compañías españolas de diversos sectores y tamaños están presentes en Reino Unido y sus directivos no han dejado pasar la oportunidad de mostrar su rechazo al ' Brexit, ya que consideran al británico un importante mercado para sus actividades.

Fuentes de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) defienden que Reino Unido es un socio estratégico para España y para sus empresas, y que la economía británica continuará obteniendo mayores beneficios si permanece en la UE. Además, valoran la cultura normativa que aporta al resto de Europa.

Según información del Instituto Español de Comercio Exterior (ICEX), el superávit comercial de mercancías entre España y Reino Unido en el año 2015 fue de 5.647 millones de euros, un 4,45% más. Por su parte, las exportaciones al Reino Unido se incrementaron en un 9,63% y las importaciones subieron un 12,12%, hasta alcanzar 18.231 y 12.583 millones, respectivamente. Además, el ICEX destaca que en el primer trimestre de 2016 las exportaciones españolas a Reino Unido han seguido su ritmo ascendente con un incremento del 11,8%, situándose el país como el tercer mercado destino de las exportaciones españoles. Las mayores subidas han correspondido a vehículos automóviles, máquinas y aparatos mecánicos, y legumbres y hortalizas.

Más allá del intercambio comercial, las empresas españolas gestionan en Reino Unidoinfraestructuras de transporte como aeropuertos o autopistas, y tienen amplia presencia en sectores regulados como el sector financiero, energético y de telecomunicaciones, además de en ámbitos como el comercio textil -Inditex tiene allí más de 100 tiendas- o la restauración. Cabe destacar la presencia de entidades financieras como Banco Santander, con unos cuatro millones de clientes, 20.000 empleados y unas 850 sucursales, o Banco Sabadell, que adquirió el año pasado TSB. Según un informe de Analistas Financieros Internacionales (AFI), se estima que Santander UK es depositario de entre el 10 y el 20% de las cuentas corrientes británicas, mientras que TSB tiene depositadas en torno al 5%.

Por su parte, en la gestión de infraestructuras, Ferrovial es propietaria de varios aeropuertos británicos, entre ellos el londinense de Heathrow y los regionales de Glasgow, Southampton y Aberdeen. En esta línea, Aena gestiona Luton. Además, grandes empresas como la propia Ferrovial, ACS o FCC desarrollan contratos en el país, tanto en construcción como en servicios de tratamiento de residuos o limpieza viaria. En energía, Iberdrola controla la escocesa Scottish Power desde 2007 y ha marcado Reino Unido como uno de los mercados prioritarios para sus inversiones en los próximos años. Situación bien distinta es la de Telefónica, tras el veto de la Comisión Europea a la venta de su filial en Reino Unido O2 al grupo Hutchison Whampoa. El presidente de empresa de telecomunicaciones española, José María Álvarez-Pallete, ha afirmado que la compañía ha abierto un «periodo de reflexión» para decidir su futuro en el Reino Unido tras esta decisión de Bruselas. Hace unos días, el presidente de Banco Sabadell, Josep Oliu, subrayó que el Brexit, de producirse, tendría efectos «sobre el papel de Londres como plaza financiera internacional» y descartó impacto en su actividad porque se trata de banco y no está afectado por los cambios en los mercados de capitales.

Recientemente, el presidente de Ferrovial, Rafael del Pino, se mostró confiado en que Reino Unido siga perteneciendo a la Unión Europea, algo que señaló es lo «más probable». Entre los que esperan que no haya impacto a largo plazo de la posible salida de Reino Unido de la UE destaca el holding aéreo International Airlines Group (IAG), nacido de la fusión de British Airways e Iberia y que cuenta ahora también con la española Vueling y la irlandesa Aer Lingus. De hecho, el grupo aéreo ha llevado a cabo un análisis del riesgo asociado a la posible salida del Reino Unido de la Unión Europea que ha concluido que no tendría impacto material a largo plazo en el negocio. El presidente de IAG, Antonio Vázquez, defendió que «yo personalmente pienso que los intereses tanto del Reino Unido como de IAG estarán mejor cubiertos si permanece en la UE». Dentro del sector aéreo, destaca también la posición de la irlandesa Ryanair, la compañía con más tráfico en España (tras transportó más de 30 millones de pasajeros), que se ha posicionado claramente a favor de la permanencia, llegando incluso a lanzar una campaña promocional para facilitar el voto a aquellos que residen fuera del país.