¿Tiene sentido el miedo?

PILAR JERICÓ
Actualizado:

El miedo se ha convertido en la emoción estrella y el motivo es sencillo, es la más contagiosa y la más fácil de activar en momentos de incertidumbre. La explicación tenemos que buscarla en nuestro cerebro límbico, que evitó, hace miles de años, que desapareciéramos bajo las patas de los mamuts. Como resumió Rita Levi-Montalcini, Nobel de Medicina en 1986, «vivimos como hace 50.000 años, dominados por las pasiones y los impulsos de bajo nivel. No estamos dominados por el componente cognitivo, estamos dominados por el componente emocional».

Podemos decir que el miedo a quedarnos sin trabajo activa reacciones básicas grabadas en nuestro cerebro, como la huída, evitando afrontar los problemas; la agresividad, disparando nuestra ira; o la parálisis. Y todas son reacciones automáticas que «vienen de serie» y que tuvieron sentido hace miles de años, cuando era más fácil salir con vida quedándonos inmóviles si venía un animal. Pues bien, actuamos del mismo modo ante la crisis económica cuando dicha reacción carece de sentido, ya que estaba diseñada para sobrevivir a los peligros físicos.

Ahora bien, necesitamos un tipo de miedo para movernos, la prudencia, de la cual dijo Aristóteles, «es la virtud práctica de los sabios». Sin embargo, su exceso causa estragos, como ocurre en muchos equipos. No se invierte, no se toman decisiones, estamos actuando como si tuviéramos un mamut delante.

A diferencia del resto de animales, tenemos otro abanico de respuestas, como la colaboración o la creatividad, que no se logran si uno está paralizado. Por encima del miedo, somos capaces de adaptarnos y de superar dificultades mucho más complicadas que las actuales. No hace falta más que repasar la historia del último siglo en Europa para darnos cuenta de ello. Cuanto más se piense en el miedo, menos energía se dedicará a la búsqueda de soluciones y oportunidades. Nuestro reto está en superar los instintos que nos paralizan. De la crisis saldremos, no sabemos cuándo ni cómo, pero seguro que lo haremos, porque así se ha comprobado a lo largo de la Historia. Y las decisiones que se tomen ahora definirán los éxitos del futuro.

pilar jericó

Socia de Inno Personas y conferenciante de Thinking Heads