Telefónica asignará automáticamente la instalación de líneas al técnico más cercano al domicilio del cliente
Telefónica asignará automáticamente la instalación de líneas al técnico más cercano al domicilio del cliente - ABC

Telefónica reducirá a la mitad el tiempo de instalación de las líneas de fibra

La compañía desplegará una plataforma informática que le permitirá rebajar además un 40% los tiempos de resolución de averías

MADRIDActualizado:

Telefónica se ha propuesto reducir considerablemente los tiempos de atención a sus clientes. El operador de telecomunicaciones va a empezar a desplegar un sistema informático interno que le permitirá rebajar a la mitad el tiempo que tarda en instalar una nueva línea de telefonía fija y fibra óptica y un 40% la resolución de averías técnicas o de configuración en esas mismas líneas.

Actualmente la «teleco» tarda entre 4 y 5 días en instalar una línea de banda ancha fija en el domicilio del cliente desde que este suscribe el contrato. Con el nuevo sistema ese tiempo se reducirá incialmente a unos dos días, aunque Telefónica contempla que la instalación de la línea se acabe haciendo en el mismo día en que el usuario contrata el servicio. Además, los planes de la compañía pasan por reducir un 40% los tiempos actuales de resolución de averías en las líneas de fibra óptica, que en la mayoría de casos tienen que ver con problemas de configuración y no tanto con deficiencias del sistema.

Para ello, y según ha anunciado este miércoles el presidente de Telefónica España, Luis Miguel Gilpérez, el nuevo sistema informático hará que, cuando el cliente se ponga en contacto con el «call center» solicitando el alta o una resolución de una avería y dé todos sus datos, esa plataforma asginará el caso inmediatamente al instalador más cercano al hogar del cliente, que estarán equipados con tabletas en las que recibirán automáticamente esas órdenes. «Lo que sucederá es que el técnico se pasará por el hogar del cliente cuando mejor le convenga al usuario, no al técnico», ha dicho Gilpérez durante un curso organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE), donde también ha reafirmo los planes de Telefónica de sustituir toda su antigua red ADSL por fibra.

Telefónica cerró 2016 con 17,1 millones de unidades inmobiliarias pasadas con su red de fibra. A pesar del acuerdo que acaba de cerrar con Vodafone para compartir esa infraestructura, Gilpérez ha asegurado que la compañía seguirá desplegando fibra al mismo ritmo y que su objetivo es sustituir toda la red de cobre por la nueva tecnología. «No tiene sentido que la red antigua y la nueva se solapen», ha insistido, desvelando que el objetivo es cerrar hasta 2018 un total de 250 centrales de cobre.