Telefónica pide más flexibilidad a los reguladores de Alemania

R. VILLAPADIERNA. Corresponsal
Actualizado:

BERLÍN. Quam, la filial de móviles de Telefónica en Alemania, anunció ayer con «satisfacción» sus primeros resultados, en el curso de la feria mundial tecnológica de Hannover, y aprovechó para pedir a las autoridades reguladoras del mercado alemán mayor flexibilidad en la normativa.

Quam, operador en el que participa Sonera de Finlandia, es el más nuevo y pequeño de los que trabajan en el mercado telefónico más competitivo de Europa. Desde el inicio de las operaciones en noviembre, Quam ha obtenido 75.000 clientes y su director general, Ernst Folgmann, anunció en la feria del CeBIT que a mediados de 2003 estarán ofreciendo servicios móviles de tercera generación (3G), lo que podría disipar los rumores de que Telefónica estaría dejando de apostar por Europa para retornar a Iberoamérica. Folgmann dijo que la optimista irrupción de Quam demostraría que está ofreciendo aquello que los clientes estaban requiriendo.

Al tiempo acusó las dificultades que atraviesan las telecomunicaciones, tras las enormes inversiones iniciales de 8.400 millones de euros por licencia, pidiendo a las autoridades de Berlín la relajación de las normas vigentes, como una extensión a 20 años de las actuales concesiones, así como en lo que concierne a los requisitos de creación de una red propia UMTS.