La media europea de desempleo de la población cualificada es del 4,1%
La media europea de desempleo de la población cualificada es del 4,1% - ABC

La tasa española de desempleo de la población cualificada duplica la de la Unión Europea

El 42% de la población que carece de estudios está en paro, frente al 9% de personas desempleadas con estudios superiores

MadridActualizado:

Hoy más que nunca, las empresas exigen una extensa formación académica. En España, la población cualificada ya representa el 30% de las personas mayores de 16 años, casi un tercio del total. El año pasado, la tasa de desempleo entre las personas con estudios superiores se mantuvo estable por debajo del 9%, según ha publicado un informe de EAE Business School, que analiza la empleabilidad de la población cualificada en el ámbito estatal, autonómico y europeo.

A pesar de que hay más mujeres con estudios superiores que los hombres (ellas representan el 29,3% de la población cualificada, ellos el 28,1%), en el primer trimestre de 2019 las mujeres tenían una tasa de desempleo del 10%, mientras que en los hombres se situó en el 7,6%. Estos datos revelan que la empleabilidad de la población femenina cualificada, aunque es mejor este último año, sigue a 2-3 puntos porcentuales de la masculina.

Asimismo, hay que tener en cuenta que la tasa de ocupación —número de ocupados en edad de trabajar— de las mujeres cualificadas supera en 10 puntos porcentuales la de ocupación masculina.

Mientras tanto, la población que carece de estudios sigue sufriendo una mayor tasa de paro, situándose a cierre de 2018 en el 42%, siendo el de las mujeres de un 46% y de los hombres 40%.

Por comunidades autónomas, el mayor porcentaje de población cualificada se encuentra en el País Vasco (38,9%), seguido de la Comunidad de Madrid (38,3%) y Navarra (36,3%), esta última ha subido dos puntos. Las comunidades con menor porcentaje de población con estudios superiores son Extremadura (21%) y Castilla-La Mancha (22,5%).

Desde la perspectiva de género, el estudio destaca la elevada tasa de mujeres con estudios superiores en Navarra (38,9%), respecto de los hombres (33,9%). En el resto de Comunidades Autónomas, excepto Asturias, la tasa relativa a mujeres con estudios superiores es mayor a la de los hombres.

Aumenta la temporalidad

«La cantidad de empleo es un factor muy relevante para el mismo, pero también la calidad de este; para valorarla podemos tomar como referencia diferentes indicadores como el carácter temporal o indefinido de la vinculación contractual, el tipo de jornada o la estacionalidad, que en España es alta por su peculiaridades”, explica la autora del estudio Magalí Riera.

A cierre del cuarto trimestre de 2018 la temporalidad se situó en el 27%, cifra superior a los años anteriores, con un 26,7% en 2017 y un 26,5% en 2016. «Los contratos temporales siguen creciendo los últimos años, entre otros factores, por la legislación laboral aplicable y por el aumento de pequeñas y medianas empresas. En el último lustro han aumentado dos puntos y medio porcentuales», apunta Riera, directora académica de EAE Business School.

Por otro lado, la jornada parcial en el sector privado triplica la del sector público, con un 18,1%, en el primer caso, y un 6,9% en el segundo. En términos de género, un 4,3% de hombres que trabajaban en el sector público lo hacen en una jornada parcial, frente al 7,9% del sector privado. En el caso de las mujeres, los porcentajes son del 9% para el sector público y del 30,2% para el privado. Datos confirman que «en el sector público, las mujeres con jornada parcial duplican a los hombres, mientras que 3 de cada 4 asalariados con jornada parcial en el sector privado siguen siendo mujeres», destaca Riera.

En 2018, España duplicó la tasa de desempleo de población cualificada de la Unión Europea. La media se situó en el 4,1 puntos porcentuales; la tasa española en 8,90, más del doble. Así, según el estudio, se sigue duplicando la tasa de paro de la media de los 28 como sucedía en 2017, aunque ha descendido 4 puntos en los 4 últimos años.

En términos de género, en la Unión Europea la tasa de desempleo de la población cualificada femenina es un poco superior a la masculina, con una variación de 0,3 puntos porcentuales. En España, en cambio, la diferencia se sitúa en un 1,2%.

Eso sí, la población cualificada española sufre menos desempleo que la población con estudios intermedios: es el segundo país europeo con una brecha más significativa, con una diferencia entre ambos trabajadores de 6,6 puntos porcentuales —por detrás de Grecia, con una diferencia de 7,6 puntos—.