La presidenta de Baleares, Francina Armengol, interviene este martes en el Parlamento de Baleares
La presidenta de Baleares, Francina Armengol, interviene este martes en el Parlamento de Baleares - EFE

La tarifa plana de 30 euros para los vuelos interislas no se podrá aplicar por ahora en Baleares

El Gobierno regional critica el veto del Congreso a esta iniciativa, que según el Ejecutivo central hubiera supuesto un incremento inasumible del gasto presupuestario

Palma de MallorcaActualizado:

La presidenta del Gobierno balear, la socialista Francina Armengol, ha criticado este martes que la Mesa del Congreso haya acordado, con los votos del PP y de Ciudadanos, apoyar la propuesta del Ejecutivo de paralizar la tramitación de la proposición de ley de modificación del Régimen Especial de Baleares (REB). Por su parte, el PSOE y Podemos han votado en contra. Entre las propuestas incluidas en dicha proposición de ley se encontraba la de establecer una tarifa plana de 30 euros en los vuelos interislas, iniciativa que, según el Gobierno central, supondría un incremento del gasto presupuestario que ahora no puede ser asumido.

Armengol ha dicho que se trata de una «mala noticia». Al mismo tiempo, ha indicado que Baleares es una Comunidad «cansada de que le tomen el pelo». En ese contexto, ha añadido que espera que esta situación «no nos quite ni el ánimo ni la fuerza».

Cabe recordar que el pasado mes de noviembre el Parlamento balear había aprobado, por unanimidad, la citada modificación del REB. En la presente legislatura cuentan con representación en la Cámara regional el PSOE, la coalición econacionalista MÉS y Podemos —que en junio de 2015 suscribieron un pacto de gobernabilidad—, así como el PP, Proposta per les Illes (PI) y Ciudadanos, que se encuentran en la oposición.

La modificación del REB aprobada hace cuatro meses por el Parlamento autonómico debía ser tramitada posteriormente por el Congreso para que finalmente pudiera ser puesta en marcha. El veto planteado recientemente por el Ejecutivo a dicha modificación, que hoy ha contado con el citado apoyo del PP y de C's, implica en la práctica que la tarifa plana no se podrá aplicar por ahora y que, por tanto, seguirán vigentes los descuentos para residentes que se están asignando desde hace años.

Para el Gobierno central, la aplicación de una tarifa plana de 30 euros en los vuelos interislas «implicaría necesariamente el cierre del mercado del tráfico aéreo regular a una única compañía, con todas las limitaciones que ello supondría». Por lo que respecta a las posibles repercusiones económicas para la Administración, las estimaciones del Ejecutivo situaban el coste de la implantación de la tarifa plana «en torno a los 30-40 millones de euros anuales».

Teniendo en cuenta que las subvenciones por residencia suponen «unos 17 millones de euros» en cada ejercicio, para el Ejecutivo «la implantación de la tarifa plana en sustitución de las bonificaciones por residencia supondría duplicar el presupuesto necesario para el transporte aéreo interinsular en Baleares».

El Govern, a través de la Consejería de Territorio, Energía y Movilidad, ha solicitado esta mañana una reunión urgente con el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, para «pedir explicaciones sobre las consecuencias del rechazo por parte de la Mesa del Congreso a la tramitación de un nuevo REB». Por su parte, MÉS ha expresado su «indignación» por el «rechazo del PP y Ciudadanos». Para el diputado econacionalista Nel Martí, «el Estado ha tirado el Parlamento balear como si fuera un kleenex».

Más crítico ha sido el líder de Podemos en Baleares, Alberto Jarabo, quien ha señalado que «no es que el REB haya muerto, sino que ha sido asesinado». Jarabo ha añadido, en ese contexto, que se habría producido una «traición» por parte de C's en relación a este asunto. Por su parte, el portavoz de PI, Jaume Font, ha calificado de «mentiroso» al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. «Deja a la gente tirada como un pañuelo», ha dicho.

Por contra, el portavoz de Ciudadanos, Xavier Pericay, ha señalado que el PSOE y Podemos «intentan presentar esto como si fuera una decisión votada en la Mesa, pero no es verdad». Pericay ha recordado que «la Mesa sólo puede oponerse a un veto cuando incumple lo establecido en la Constitución y la reiterada jurisprudencia del Tribunal Constitucional».

El también diputado de C's ha añadido que «Podemos y el PSOE saben que este no es el caso, y por eso están engañando a la ciudadanía, porque saben que si la Mesa se opone al veto, su decisión sería inmediatamente tumbada por el Tribunal Constitucional». Asimismo, ha reiterado que la formación naranja «sigue estando a favor de la tarifa plana interinsular y el descuento en el transporte marítimo».

Por su parte, la portavoz del PP en la Cámara regional, Margalida Prohens, ha indicado que «desde el PP de Baleares seguimos defendiendo la modificación del REB para que haya una tarifa plana para los ciudadanos de las Islas, pero es cierto que con los Presupuestos prorrogados no puede haber modificación de gastos o ingresos y esto supondría una modificación muy importante de los gastos».

Prohens ha apelado, además, a la «lealtad institucional» de Armengol, recordando que el PSOE se opone a la aprobación de dichos Presupuestos. «La no aprobación de los Presupuestos Generales del Estado tiene consecuencias negativas, y en este caso afectan a los ciudadanos de Baleares, y en ello Armengol y el PSOE tienen su parte de responsabilidad al no estar por la labor de aprobar las cuestas estatales», ha recalcado.