Central Nuclear de Almaraz
Central Nuclear de Almaraz - EFE

Sustituir las nucleares por renovables costaría más de 10.000 millones en diez años

La Comisión Europea aboga por mantener la energía nuclear para cumplir los objetivos de 2050

MadridActualizado:

Extender la vida útil de las centrales nucleares en España es más rentable que cerrarlas y sustituirlas por gas y renovables, según ha explicado hoy Jacopo Buongiorno, profesor de Ciencia y Tecnología Nuclear del Massachusetts Institute of Technology (MIT) y coautor del estudio «El futuro de la energía nuclear en un mundo con el carbón restringido» presentado hoy en Madrid.

En concreto, Buongiorno cifró en más de 10.000 millones de euros el sobrecoste en diez años que tendría cerrar las nucleares y ampliar el parque de renovables con solar y eólica.

Este estudio se ha presentado una semana después de que el Gobierno confirmara que no tiene intención de prorrogar la vida útil de las centrales nucleares cuando cumplan 40 años, por lo que serían apagadas entre los años 2023 y 2028.

El presidente de Foro Nuclear, Ignacio Araluce, ha recordado que «las centrales nucleares españolas son la tecnología que más electricidad producen (20%), más horas funcionan y más ayudan a evitar emisiones. Concretamente, el pasado año casi el 40% de la electricidad libre de CO2 se consiguió gracias a la energía nuclear». La transición energética «tiene que ir acompañada necesariamente de la energía nuclear si pretendemos reducir emisiones y cumplir con los compromisos adquiridos tras el Acuerdo de París».

La jornada dedicada a «La energía nuclear en la transición hacia una economía descarbonizada» organizada por Foro Nuclear y Foratom, la asociación de la industria nuclear europea, ha contado también con Marc Noël, representante de la dirección general del Joint Research Center de la Comisión Europea, quien recuerda que «hay que mantener la energía nuclear porque es necesaria para cumplir los objetivos de 2050». Tras apuntar que en la UE hay 130 reactores funcionando, ha explicado que el mix de generación lo decide cada país y que cada uno de ellos tiene una filosofía muy diferente sobre la energía nuclear. Asimismo, incidió en que hay que buscar una solución a largo plazo para los resíduos.

Berta Picamal, consejera ejecutiva del director general de Foratom, ha dicho que «la propuesta de recompensar a la energía nuclear por sus beneficios, permitiendo que todas las energías de bajas emisiones de carbono compitan en igualdad de condiciones como sugiere el estudio del MIT, debería tenerse en cuenta por parte de los tomadores de decisiones de la UE en su estrategia para reducir emisiones». Además de las consideraciones para la protección climática, «la energía nuclear cumple otro objetivo clave de la política energética de la UE, ya que garantiza la seguridad de suministro».