La subida del SMI y las cotizaciones provocan el mayor alza del coste laboral en una década

El monto total que los empresarios pagan de media por trabajador llegó en el segundo trimestre a 2.664 euros al mes, un 2,4% más

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Los costes laborales y los sueldos siguen recuperando pulso en la economía española por efecto directo de la subida del salario mínimo en un 22% y de las bases de cotización en un 7%, alzas que han llevado a cifras desconocidas desde hace una década lo que cuesta al mes cada trabajador a la empresa, según refleja la Encuesta trimestral de Coste Laboral que elabora el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Entre los meses de abril y junio pasado los costes laborales totales crecieron un 2,4%, hasta situarse en una media de 2.664,55 euros al mes. Los otros, los salarios, el grueso de los costes, lo hicieron en un 2,1%, lo que dejó la remuneración media por trabajador en 1.992,18 euros (sin descontar impuestos). La mayor parte de esta última cantidad –1.951 euros– corresponde a los salarios, sus complementos y el pago de horas extraordinarias, que aumentan un 2,1% mientras que el resto, 618,9 euros lo forman cotizaciones sociales que se pagan a la Seguridad Social.

Lo más relevante, sin embargo, es el perfil de los sectores productivos en función de cómo han evolucionado los salarios. Y lo que reflejan las cifras de estadística es que la industria sigue siendo el sector que paga unas retribuciones más altas (coste salarial total): 2.373,50 euros brutos al mes de media, tras aumentar un 1,4%. Lo mismo crecieron los salarios en la construcción hasta alcanzar los 1.987 euros al mes. Mientras que el sector servicios es el que paga un salario medio inferior, 1.924 euros al mes, aunque es donde más crecieron los sueldos, un 2,3% respecto a mediados de 2018. Estas tasas no significan necesariamente que los salarios hayan subido a ese ritmo, sino que los costes laborales totales (por el efecto del empleo o por la aplicación de factores como la antigüedad o las reclasificaciones profesionales) han crecido en esa proporción.

Por sectores de actividad los mayores incrementos se registraron en actividades artísticas, recreativas y entretenimiento, actividades inmobiliarias y educación, en tanto que disminuyó en las actividades financieras y de seguros, y en las industrias extractivas.

Madrid frente a Extremadura

La brecha entre el norte y el sur que se refleja en prácticamente todos los indicadores económicos también es patente cuando se habla de costes laborales. Así, Estadística certifica que Madrid es la región con mayores costes laborales, 3.121 euros, seguido de País Vasco y Cataluña. En el otro extremo figuran Extremadura, con 2.231 euros por trabajador y mes, seguido de Canarias y Murcia. La diferencia de costes entre ambos es casi un 40%.

Otra de las variables que mide la Encuesta es el número de empleos vacantes que, según las empresas consultadas, no han sido cubiertos. En el segundo trimestre se registraron 107.531 vacantes y nueve de cada diez estaban en servicios. No obstante, el 93% de las empresas declaró no tener vacantes en sus plantillas porque no existen; mientras que el 4,5% indicaron que tienen puestos sin cubrir por el elevado coste de contratar a un trabajador para ocuparlas y un 2.4% declaró otras causas. Madrid, Cataluña y Andalucía concentran más de la mitad de estas vacantes.