Colección de sandalias de mujer de Stonefly

Stonefly, cuando el confort y el diseño no tienen el paso cambiado

La marca italiana, que ya tiene en España su segundo mercado, superó los 70 millones de facturación en 2017

MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

«Comfort is not a crime» («La comodidad no es un crimen») es el lema que reza en la carta de presentación de la firma italiana Stonefly. Fundada en 1993, en Montebelluna (Treviso), una región tradicionalmente dedicada a la industria de calzado deportivo, esta marca ha logrado convencer al público con colecciones vanguardistas y urbanitas combinadas con las últimas tecnologías del deporte (sistemas de amortiguación, hormas...). Como lo define el CEO de la compañía, Andrea Tomat, «tratamos de crear un puente entre el mundo de la moda y el del deporte. Juntar diseño, estética y confort. Es un calzado llamativo, que ofrece un buen look y se puede llevar todo el día y en diferentes situaciones».

Colección de hombre
Colección de hombre

Entre sus innovaciones, Stonefly ha patentado el sistema Blusoft, una almohadilla de gel situada en el talón que permite amortiguar el impacto del pie con el suelo y caminar con mayor ligereza, estabilidad y equilibrio, reduciendo la sensación de fatiga. También ofrece Blusoft Memory, una plantilla superamotiguador y traspirable, y la línea Second Skin, un calzado suave y ligero como una segunda piel. A la vista está que la marca tiene en su ADN la innovación. «El desarrollo tecnológico —cuenta Tomat— se hace constantemente desde Italia.Ahora estamos experimentando nuevos materiales para las suelas interiores de los zapatos, que permitan mejorar el confort del pie y conseguir calzado más liviano».

Andrea Tomat, CEO de Stonefly
Andrea Tomat, CEO de Stonefly

Con una facturación de 70 millones de euros en 2017, Stonefly ya está presente en cerca de 40 países. Sus referencias son los mercados italiano y español. «En España hemos crecido con la transformación que ha experimentado el mercado. Hace veinte años era un mercado muy formal. Ahora triunfan los materiales nuevos, los sintéticos, el polieuretano, los deportivos, calzado confortable y liviano...», cuenta el CEO. La marca también se está consolidando en países tan diferentes como Emiratos Árabes, Marruecos, Malasia, Taiwán, Hong Kong y Colombia. «Los mercados orientales son muy importantes y competitivos. Y van a crecer más en el futuro», augura Tomat. Con produstos para todas las edades, el consejero delegado reconoce que sus clientes son sobre todo hombres y mujeres que trabajan, con una vida muy intensa, y que necesitan un calzado formal durante 24 horas. Y gracias al confort de Stonefly son fieles clientes.