Almudena Pradera, veterinaria e investigadora de Equicord-Ymas
Almudena Pradera, veterinaria e investigadora de Equicord-Ymas - ABC
BIOTECNOLOGÍA

Una startup española patenta el kit de la eterna juventud para caballos

La investigación de la joven veterinaria de Equicord-Ymas pretende tratar la cojera crónica en los equinos

MADRIDActualizado:

La idea llegó cuando Almudena Pradera tuvo a su primera hija y decidió extraer las células madre del cordón umbilical de la niña. ¿Por qué no congelar también las células de los caballos de alta competición? De esta manera surgió hace cinco años EquiCord-Ymas, una empresa de biotecnología españolaespecializada en medicina regenerativa animal. «Durante mi baja maternal estuve investigando y ví que no existía nada igual», comenta Pradera, directora científica y fundadora del negocio que, por su experiencia como veterinaria, se enfrentaba a lesiones de caballos a diario.

Las células del cordón umbilical, explica esta profesional, «son las de mayor calidad del organismo y, por tanto, las de mayor capacidad terapéutica. Son ideales como principio activo en medicina regenerativa». Ellos han elaborado un proceso y un kit de extracción que envían a las cuadras y que permite que, nazca donde nazca el potro, el tejido llegue en perfectas condiciones a su laboratorio, donde es procesado para obtener células madreque serán cultivadas y criopreservadas hasta que sean solicitadas por el propietario. «Es decir, cuando ocurra la lesión», explica Pradera.

El equipo de Equicord-Ymas, frente a sus oficinas del Parque Científico de Madrid
El equipo de Equicord-Ymas, frente a sus oficinas del Parque Científico de Madrid - ABC

La compañía acaba de completar un ensayo clínico que ha demostrado que el tratamiento presentado es altamente efectivo en la eliminación de cojera crónica por osteoartrosis en caballos, que es la patología más frecuente en los equinos, con una prevalencia superior al 60%. «Esto supone que existen más de cuatro millones de caballos afectados por esta enfermedad en Europa» aclara esta investigadora, quien explica que debido a lo elevado del porcentaje y al carácter crónico de la enfermedad, esta patología «tiene un enorme impacto económico en el sector equino de alta competición».

El siguiente paso es que la Agencia Europea del Medicamento (EMA) autorice la comercialización de su medicamento, con fines exclusivamente veterinarios. La compañía Equicord-Ymasse fundó en el año 2011 con fondos propios hasta que en 2014 el equipo se asoció con un grupo de inversión privado que tenía gran posicionamiento en este sector biotecnológico.