FOTOLIA

Solo una mujer por cada cuatro puestos de dirección

Todos los consejos Ibex tienen ya presencia femenina pero todavía muy desigual

Actualizado:

Con la incorporación de una ejecutiva a la alta dirección de Técnicas Reunidas, todos los consejos de administración de las empresas del Ibex35 cuentan ya con presencia de mujeres, aunque de una manera aún muy desigual. El debate cuota sí, cuota no, lejos de decrecer, se mantiene abierto. A veces encendido, según se ha comprobado esta semana en el foro celebrado en Madrid sobre cómo conseguir un mayor número de mujeres en consejos de administración. Entre quienes defienden «sí o sí» la imposición de una cuota femenina, y quienes consideran que si son competentes, las mujeres acabarán progresando en cargos de alta responsabilidad, sin necesidad de normas reglamentadas, están los defensores de una tercera vía, que trata de conciliar ambas posturas: Sí a la cuota como herramienta puntual y, cuando se llegue a un escenario de igualdad de oportunidades, máxima flexibilidad y que se elija a hombres y mujeres en un régimen de meritocracia.

Según un informe de Adecco, en España trabajan unos 8,1 millones de mujeres y otros 2,5 millones están desempleadas. El grupo más numeroso de ocupadas corresponde a aquellas de entre 35 y 44 años (31,6% del total). El 80,6% de las mujeres que trabajan tienen entre 25 y 54 años. Las de menos de 25 años solo ocupan el 4,6% de los empleos. Más importante resulta el rol de las mujeres de 55 y más años, que tiene en sus manos el 14,8% restante.

En este contexto, según los datos del INE, en 2014 solo el 39,12% de los mandos medios eran mujeres. Cifra que disminuye según crece el nivel de responsabilidad dentro de las empresa: al 31% en el caso de directoras de pequeña empresa, departamento o sucursal; y hasta al 21,72% en puestos de dirección de empresas grandes o medias, lo que supone que solo hay una mujer por cada cuatro puestos directivos.

Radiografia de la mujer trabajadora

Según la clasificación que realiza la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el sector en el que hay más mujeres empleadas en España es el de trabajadores de servicios y ventas, con un 29,7% del total (incluye, entre otras, a camareras, peluqueras y dependientas, pero también a azafatas, bomberas y policías). La siguiente categoría en importancia, con 1,7 millones, incluye a mujeres con tareas técnicas, científicas e intelectuales, que suponen el 21,5% del total (ingenieras, médicas, odontólogas, abogadas, economistas, profesoras, etc...).

Las tareas elementales (donde se agrupan, entre otras, a empleadas domésticas, limpiadoras, vigilantes, etc), conforman el tercer grupo con más mujeres, con casi 1,4 millones (17%). Los siguientes grupos son los de empleadas de oficina, con un 14,9%, y el de técnicos y profesionales de apoyo (7%). El resto de categorías apenas supone un 3% cada una, como el de directivas y gerentes y el de militares (0,1%).

El peso de la mujer en las empresas del IBEX35 ha pasado del 10,5% en 2010 al 19,8% en 2016

Esta viene a ser una radiografía de la mujer trabajadora en el mercado español. Pero abordar la presencia de mujeres en los consejos de administración de grandes empresas o de las que forman parte del IBEX35 requiere introducirse en otro escenario. Su peso en los consejos Ibex ha pasado del 10,5% registrado en 2010 al 19,8%, en 2016. Supone un avance, aunque demasiado lento, y poco representativo, según se puso de manifiesto en el foro sobre cómo progresar hacia un mayor número de mujeres en consejos de administración, celebrado este miércoles en Madrid. Manuel Conthe, expresidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, encendió la polémica al cuestionar las cuotas con el argumento de que le «repugna» toda imposición. En concreto, «imponer» el 50% de representación femenina en un consejo, «manu militari», es, lisa y llanamente, «una salvajada». Defendió que accedan a puestos directivos por mérito y talento. Carmen Gómez Barreda, coordinadora del consejo de Red Eléctrica, es el exponente de que las cuotas no son tan necesarias si hay compromiso en la comunidad empresarial a la hora de buscar talento, con independencia de si se es hombre o mujer. Claro, que RE tiene un 40% de presencia femenina en su consejo de administración. «No lo hacemos por quedar bien ante nuestros clientes, sino porque estamos convencidos de que la presencia femenina crea más valor». Juan Díaz-Andreu, director asociado de Talengo, propuso una serie de recomendaciones a las mujeres que trabajan por tener una mayor presencia en los consejos: «Constituid una federación, cread un sello indicativo en aquellas compañías que defiendan la diversidad; ofreceros para los trabajos más difíciles, buscar espónsores masculinos (tocarles el ego)...».

En el foro se dio a conocer un serie de conclusiones: Las cuotas tienen unos resultados más rápidos que un enfoque flexible. La comunidad empresarial necesita ver las ventajas de la diversidad e incorporar a los consejos el talento femenino. Y un aviso: muchas de las empresas Ibex están lejos de ese 20% que se esgrime de manera general.