Los jóvenes alquilados pagan 10 euros más de media al mes que los que viven en propiedad
Los jóvenes alquilados pagan 10 euros más de media al mes que los que viven en propiedad - VALERIO MERINO

Solo 2 de cada 10 jóvenes prefiere alquilar

Los bajos salarios y los altos precios del mercado empujan a esta generación a optar por la vivienda en propiedad, bajo la premisa de que «alquilar es tirar el dinero», según el último informe de Century21

ABC
MadridActualizado:

A pesar de que solo el 23% de los jóvenes menores de 35 años afirman querer vivir de alquiler, esta fórmula habitacional se presenta hoy como la solución más asequible para quienes buscan emanciparse, tal y como se desprende del último informe presentado por la compañía Century21.

La preferencia del alquiler se eleva hasta el 35,2% entre los jóvenes de 18 a 24 años, pero desciende a medida que aumenta la edad, hasta llegar a tan sólo el 8,6% entre los jóvenes de 30 a 34 años. De hecho, según la cadena de intermediación inmobiliaria, si sus ingresos actuales les permitieran un buen ahorro mensual, el 20,1% de los jóvenes reservaría ese dinero para comprar una vivienda en caso de vivir de alquiler, siendo la inversión principal para los jóvenes de 25 a 29 años.

De este modo, y teniendo en cuenta que 7 de cada 10 jóvenes españoles apuestan por la vivienda en propiedad, se reproduce en esta generación la idea de que «alquilar es tirar el dinero». Esto confirma el fuerte arraigo del deseo de una vivienda en propiedad, que reproduce el modelo que han visto en sus progenitores.

«La oferta inmobiliaria debe tener en cuenta el perfil conservador y tradicional de los jóvenes de hoy, su aspiración a la vivienda en propiedad con su pareja para formar una familia, y el choque ineludible con la realidad marcada por la dependencia financiera», señala Ricardo Sousa, CEO de la red de Century21 España.

Trasladando a los jóvenes entrevistados hasta un horizonte de 5 a 8 años, el 84,4% de éstos prefieren que su vivienda en un futuro sea en propiedad. Sólo los jóvenes de 18 a 24 años muestran mayor interés por la vivienda de alquiler, uno de cada cuatro.

En cuanto a la cantidad económica aportada en su vivienda habitual (ya sea en concepto de alquiler, hipoteca o colaboración), los jóvenes pagan una media de 370 euros al mes, 473 euros en caso de los alquilados. Así, los jóvenes que viven en régimen de alquiler pagan 10 euros más de media al mes que los que viven en una casa en propiedad.

En este sentido, sólo un tercio de los jóvenes asume la totalidad de los gastos del inmueble en el que vive, otro tercio comparte los gastos con su pareja, casi un 20% lo pagan los padres y el resto de los encuestados comparte los gastos con sus padres o compañeros de piso.

Así, «sin trabajo o con un trabajo precario e inestable, con bajos salarios y poca o ninguna capacidad de ahorro, los jóvenes no pueden hacer frente por sí mismos a los precios de la vivienda, e incluso la opción de alquiler deja de ser una alternativa asequible», indica Ricardo Sousa. «Todos los actores que formamos parte de este sector debemos tomar cartas en el asunto y buscar las soluciones que permitan a este grupo de población acceder al mercado de la vivienda. Tenemos que ser capaces proporcionarles alternativas que les permitan emprender un proyecto de vida propio», añade.