El exministro de Economía, Pedro Solbes, en una imagen de archivo de 2008
El exministro de Economía, Pedro Solbes, en una imagen de archivo de 2008 - SAN BERNARDO

El día que Solbes puso a la venta la reserva de oro de España: «Ya no es una inversión rentable»

El Gobierno se deshizo en 2007, a las puertas de la crisis económica y el estallido de la burbuja, del 32 % de las reservas del metal español

ABC
MadridActualizado:

El oro es un metal al alza. Su valor se ha disparado y es un actor más en la lucha entre China y Estados Unidos. El oro se ha revalorizado desde el pasado mes de octubre, y lejos queda la expectativa de baja rentabilidad que el exministro Pedro Solbes esgrimió como argumento en 2007 para justificar la venta de parte de la reserva nacional. «El oro ya no es rentable», sentenció el socialista.

Aquel año, preludio de la crisis económica, el Gobierno optó (como Grecia y Portugal, frente a Italia o Alemania que mantuvieron sus reservas) por desprenderse del oro. En apenas un mes, entre marzo y abril de 2007, el Banco de España liquidó 3,5 millones de onzas del metal. El precio de la operación no trascendió, aunque se estima que, debido al valor que tenía entonces una onza, que el banco emisor ingresó cerca de 2.900 millones de dólares. Con este movimiento, las reservas del Banco de España se redujeron de los 13,4 millones de onzas a 9,9.

No fue la única venta. Tres meses después, en julio, cuando las Bolsas internacionales comenzaban a reflejar la inestabilidad económica, el Banco de España volvió a «vaciar» la reserva de oro y se deshizo de 800.000 onzas. Un movimiento que dejó al ente con 9,1 millones de onzas.

El valor por el que el Banco de España ejecutó estas ventas, así como su rentabilidad, no es fijo puesto que varía en función del precio que marca el mercado. «Las reservas del Banco de España deben tener como objetivo fundamental el maximizar su rentabilidad», aseguraba el vicepresidente en el Senado al ser interpelado por el PP al respecto.

Una predicción en la que el socialista erró. Tan solo cuatro años después, en 2011, el oro español que Solbes vendió valía más del doble. Si en 2007 la onza de oro cotizaba a 669 dólares; en 2011 a 1.508. La operación, que puso en el mercado el 32 % del oro español, también tendría un resultado en caja diferente si las onzas se pusieran en venta hoy.

El metal es, en la actualidad, un bien preciado y el valor refugio de referencia para los inversores. No solo la coyuntura geopolítica y de los mercados hacen del oro un metal atractivo: su alta demanda en joyería en algunas partes del mundo lo avalan como valor seguro.