Un 49% de los consumidores consideran que el precio es más importante que la marca en una crema - ADOBESTOCK

Sisbela de Mercadona y otras cremas baratas del súper que buscan competir con cosméticos de lujo

El producto que comercializa la cadena de Juan Roig por cinco euros ha ganado un litigio por la denominación a una empresa de alta gama

La crema Sisbela de cinco euros de Mercadona vence en los tribunales a un gigante de la cosmética de lujo

MADRIDActualizado:

La crema Sisbela Diamond Revitalizante, que comercializa Mercadona por cinco euros, ha sido noticia tras la publicación de una sentencia que da la razón a la empresa fabricante Star Healthcare SL en un litigio por la denominación del producto. En 2017, la Oficina Española de Patentes y Marcas denegó el registro de este cosmético por tener un nombre parecido a otro de la compañía Natura Bissé. El conflicto se originó por la inclusión en la denominación de la palabra «Diamond», ya que era similar al que ya utilizaba la marca de lujo para una de sus cremas. Finalmente, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid falló a favor de Star Healthcare por considerar que «la estructura es diferente y solo existe un término en común».

La empresa granadina alegaba que los productos se comercializan «en canales diferentes» al venderse la crema solo «en los supermercados Mercadona». Para el administrador de Star Healthcare, Carlos Fuentes, la sentencia es un respaldo a la cosmética asequible. En declaraciones al diario IDEAL, Fuentes subraya que «una crema de lujo puede ser accesible a todos lo bolsillos». «No cobramos 150 euros por una crema que vale cinco euros», asegura Fuentes a IDEAL.

Sisbela no es la única crema «low cost» que compite con enseñas de lujo. Los hábitos de los consumidores están cambiando y un 49% considera que hoy en día el precio es más importante que la marca al comprar un artículo de belleza, según un estudio de Kantar. Por otro lado, los hipermercados y supermercados ganan cuota en el mercado de la cosmética y ya suponen el 42% del gasto total que realizan los españoles en este tipo de productos. En base a las cifras aportadas por Kantar, el mercado de la cosmética en España mueve más de 7.000 millones de euros al año con un gasto medio de 150 euros por persona y un total de 40 productos de belleza comprados al año por cada consumidor.

Conscientes de estas tendencias, las cadenas de distribución han apostado por lanzar cremas baratas que prometen los mismos resultados que cosméticos de alta gama. Por ejemplo, el pasado marzo, Lidl presentó en un acto con periodistas seis nuevas gamas de productos a un precio inferior a siete euros dentro de su marca Cien. Entre ellos se incluían aceites puros, sérums de alta concentración y productos con con aloe vera cultivado en Tenerife, entre otros.

Asimismo, y tal como se ha detallado, Mercadona empezó a comercializar hace dos años la crema de Sisbela, un cosmético antiedad que se vende por menos de cinco euros y que promete resultados de cosméticos de alta gama. Estos productos de belleza, fabricados por la empresa Starhealthcare, son un número uno de ventas dentro de la compañía dirigida por Juan Roig.

Por su parte, DIA también innova en productos cosméticos con características de alta gama y ha centrado sus esfuerzos en Averac, una crema de día por cinco euros con células madre de rosa alpina, que se puede encontrar en sus lineales por cinco euros.

Además, Eroski también ha apostado por su marca blanca de supermercado con su loción facial estrella, Belle Caviar, a un precio de 8,50 euros.