Cabecera de la marcha convocada por los sindicatos en Madrid - EFE
DÍA INTERNACIONAL DEL TRABAJADOR

Los sindicatos celebran el Primero de mayo reclamando un cambio en la política económica

Unas setenta ciudades españolas salen a la calle en defensa de los derechos laborales. Desde Madruid, las centrales sindicales principales, UGT y CCOO, coinciden en lamentar que no haya habido un pacto de izquierdas para desbancar a Mariano Rajoy e insisten en su demanda de derogar la reforma laboral

MADRIDActualizado:

Miles de personas han secundado esta jornada. Las principales ciudades españolas han salido a la calle para conmemorar el Día Internacional del Trabajador en donde miles de personas han reinvidicado los derechos sociales y laborales recortados durante la crisis económica. Madrid, Sevilla, Bilbao, Barcelona o Valencia han registrado algunas de las manifestaciones con mayor aglomeración de personas. Más de setenta ciudades han salido a las calles.

De cara a aprovechar las la próxima convocatoria de elecciones, en Madrid los secretarios generales de CCOO y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Pepe Álvarez, han animado a los trabajadores a acudir a las urnas. En su intervención en la manifestación del Primero de Mayo, los líderes sindicales han apostado por «volver a ilusionar» a los trabajadores y les instaron a acudir a las urnas para propiciar un gobierno de izquierdas y de cambio. Ambos dirigentes han pedido una derogación de las principales reformas.

El lema elegido este año por los sindicatos para celebrar el opri de mayo es «Contra la pobreza salarial y social. Trabajo y Derechos». Con él, quieren reivindicar la necesidad de un cambio urgente en la política económica para situar en el centro de la misma la creación de empleo estable y con derechos y la lucha contra la pobreza y la desigualdad salarial.

«Hay que plantear de manera clara que queremos progreso, queremos cambio y queremos políticas para salir de la situación de desempleo»
Pepe Álvarez , de UGT

Álvarez, por su parte, ha denunciado que «hay quien quiere que la convocatoria de nuevas elecciones se convierta en una frustración y les gustaría que los trabajadores no participemos». Ante esta situación, ha instado a la ciudadanía a «llenar las urnas de votos de trabajadores para cambiar las cosas», ya que «para un día que somos iguales, lo tenemos que ejercer a fondo». Por esta razón, ha pedido que «ningún trabajador se quede en casa», ya que «hay que plantear de manera clara que queremos progreso, queremos cambio y queremos políticas para salir de la situación de desempleo».

En este sentido, Toxo ha sostenido que es «responsabilidad de los partidos políticos canalizar esas ansias de cambio de la mayoría». «Primero hay que animar a la gente a votar y a acudir masivamente a las urnas, y luego la izquierda tiene la obligación de ponerse de acuerdo para dar el giro social que reclama este país», ha explicado el líder de CCOO. «Hay que recordarle a los partidos políticos y fundamentalmente a las fuerzas de izquierdas que hay mucha expectativa y que había mucha ilusión y que no se puede seguir defraudando el ansia de cambio de la inmensa mayoría de la ciudadanía de este país».

«Hay que recordarle a los partidos políticos y fundamentalmente a las fuerzas de izquierdas que hay mucha expectativa y que había mucha ilusión»
Ignacio Fernández Toxo , de CCOO

Por esta razón, ha mostrado sum alegría de que a la manifestación acudieran los responsables del PSOE, Podemos, IU e incluso Ciudadanos, pero les exigió que «vengan a escuchar cuáles son los problemas básicos» de los ciudadanos y «para que escuchen que hay alternativas». El líder de CCOO ha subrayado que «lo peor no es repetir las elecciones, sino que se repita una forma de gobierno como el que ha gestionado este país durante los últimos cuatro años», por lo que recordó a los partidos de izquierdas que «es su obligación convertir el voto, que espero masivo, en una opción de Gobierno y de cambio para el progreso».

Entrar en campaña

Los dirigentes sindicales aprovecharon también la celebración del Primero de Mayo para tratar de introducir las reivindicaciones de los trabajadores en los debates de la campaña electoral. «Queremos que estos sean los ejes centrales de la campaña y el debate político», dijo Álvarez, quien ha enumerado, entre otras medidas, la creación de un plan de choque de empleo para jóvenes basado en la iniciativa pública; un programa para acompañar a la jubilación a las personas mayores de 55 años; un plan de renovación en las empresas a través del contrato de relevo; y defender una «globalización basada en los derechos de las personas, y no esta globalización que es un gran timo, una estafa».

De esta forma, el líder de UGT ha insistido en que «queremos un futuro de ilusión y esperanza» por lo que aseguró que este Primero de Mayo supondrá un «punto de inflexión en la lucha por recuperar los derechos de los trabajadores». Así, ha afirmado que «se acabó el rollo de que no hay dinero», ya que «el dinero está y el problema es cómo se reparte». Por esta razón, anunció el inicio de una «lucha sin límites» con el objetivo de repartir la riqueza, para lo que reclamó «acabar con el fraude fiscal», que cifró en 80.000 millones de euros, «y perseguir a los delincuentes que sacan el dinero del país, a esos golfos que se llevan el dinero a paraísos fiscales».

Toxo ha agregado que «no podemos salir de la crisis con menos democracia», ni con un sistema que «persigue a sus sindicalistas por realizar huelga» por lo que defendió que «es el día de reivindicar el derecho pleno a la huelga y solidarizarse con los 300 sindicalistas que sólo han defendido los derechos colectivos» y que han sido procesados. Así, ha considerado necesario recuperar «el derecho íntegro de manifestación y de libertad de expresión», para lo que es necesaria la derogación del punto del artículo 315 del Código Penal y la llamada «Ley Mordaza».

España sale a la calle

Miles de personas han tomado este domingo el centro de Barcelona para exigir el retorno de los derechos sociales y laborales recortados durante la crisis en un Primero de Mayo con acento electoral. Unas 9.000 personas, según la Guardia Urbana, y 50.000, según los sindicatos, han participado en la principal manifestación de Cataluña, convocada por CCOO y UGT, que ha transcurrido entre la plaza Urquinaona y la plaza de la Catedral de Barcelona.

Ocupando una parte del mismo recorrido, aunque un poco antes en el tiempo, las manifestaciones convocadas por USOC y CGT han contado con unos 300 asistentes cada una de ellas, según cálculos de la Guardia Urbana. La manifestación mayoritaria ha contado con la participación de líderes sindicales y políticos como el presidente de UGT en Cataluña, Matías Carnero; su secretario general, Camil Ros; el máximo responsable de CCOO en Cataluña, Joan Carles Gallego; el vicepresidente y conseller de Economía, Oriol Junqueras; la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, y representantes de formaciones como el PSC, Catalunya sí Que Es Pot o Ciudadanos.