El ministro de Fomento, Iñigo de la Serna, inauguró ayer la gran cita del sector inmobiliario
El ministro de Fomento, Iñigo de la Serna, inauguró ayer la gran cita del sector inmobiliario

SIMA, una muestra de la reactivación inmobiliaria

Más del 85% de la oferta de la feria es sobre plano o de promociones en construcción

MADRIDActualizado:

Un clima de moderado optimismo sobrevuela estos días el pabellón 10 de Ifema. El ambiente del Salón Inmobiliario Internacional de Madrid (Sima), que se inauguró ayer y permanecerá abierto hasta el domingo 28 de mayo, parece reflejar la realidad de un sector que ha recobrado las constantes vitales. Más promotoras (275, un 20% más que el año pasado, más metros cuadrados de expositores (13.000, un 25% más) y una oferta en la que la obra nueva y en construcción vuelve a ser mayoritaria. En concreto, según estimaciones de la organización, apenas un 15% de las promociones corresponderían a «stock» («llave en mano»), mientras que la mayoría se venden sobre o están en construcción. Lo que contrasta con casi 90% que suponía la vivienda terminada en la edición de 2011. En esta línea, apunta estas fuentes, casi el 70% de la oferta residencial que se comercializará en Sima se hará por primera vez en esta edición.

Otra de las tendencias novedosas en esta edición es la recuperación del mercado de la segunda vivienda, que representan entorno al 30% de la oferta, con destinos turísticos al alza como Alicante o Málaga. De igual forma, aseguran desde la organización, la mayoría del parqué inmobiliario puesto en venta son de promoción libre y, entre lo más demandado, las viviendas de dos y tres habitaciones tanto en primera vivienda como en segunda, representando un 58% y un 63% de toda la oferta de la feria, respectivamente. Al respecto, en vivienda habitual, destaca la fuerte subida de la oferta de tres habitaciones. La Comunidad de Madrid y su capital son las grandes protagonistas de la oferta del SIMA, ya que suman el 35% del total.

Se constata la recuperación del mercado de la segunda vivienda, que representan entorno al 30% de la oferta

En palabras del ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, quien inauguró ayer el SIMA, esta edición «tiene otro tono, un poco más de alegría que otros años» y apuesta porque el sector «recobre un cierto protagonismo», aunque lejos de los excesos de los años inmediatamente anteriores a la crisis económica: «Estamos en un escenario de crecimiento sostenible», apuntó el titular de Fomento. Como ejemplo de lo anterior, el pasado año la compraventa de viviendas creció casi un 14%, hasta los 457.689 pisos. Mientras que, según el INE, las hipotecas sobre viviendas se incrementaron hasta un 70% entre 2014 y 2016, con un importe medio que ha pasado de los 102.300 euros de hace tres años a los 109.800 euros de 2016. Para la directora de Relaciones Institucionales del Colegio de Registradores y exministra de Vivienda (2008-2010), Beatriz Corredor, se puede constatar una «consolidación» que se estaría produciendo en un «contexto de moderación y racionalidad», con las lecciones de la crisis aprendidas.

El reto de la rehabilitación

En opinión de esta experta, el reto del sector inmobiliario pasa por abrirse a nuevos campos como la rehabilitación, la eficiencia energética, «la diversificación financiera» adicional a la bancaria o el alquiler. En este sentido, ha apuntado a la posibilidad de que se creen socimis para invertir en rehabilitar y «evitar que el sector inmobiliario no sea tan dependiente de la obra nueva». Corredor también ha reivindicado la labor pública de asesoramiento de los registradores y como ejemplo, ha puesto la iniciativa «SIMA te asesora», en la que junto al Consejo General del Notariado y el Colegio de Administradores de Fincas ayudarán a los visitantes en sus compras.

Desde promotoras como Gilmar, también destacan el «fenomenal» momento en que se encuentra el sector, «aunque no tan boyante como entre 2004 y 2007», reconoce uno de los CEO de esta firma, Manuel Marrón. En esta edición Gilmar, añade su responsable, lleva una selección de hasta 5.000 productos inmobiliarios (viviendas, locales, plazas de garaje...) aunque sin olvidar a su cliente tradicional, de poder adquisitivo medio-alto. Por su parte, Diego Rodríguez -CEO de Alexia y participante tradicional en el Salón-, constata que «el mercado de la vivienda está en un ciclo alcista y prevemos que esta tendencia continúe durante los siguientes tres años», En esta línea, estiman incrementos de precios de entorno al 5% hasta 2019.

Desde entidades financieras presentes en la feria, como Kutxabank, coinciden en el incremento de la demanda de obra nueva aunque no lo ven tan claro en el caso de las viviendas de segunda mano. «Madrid y la provincia de Barcelona son las que más demanda registran», destacan estas fuentes que conciben el SIMA como una primera toma de contacto con los futuros clientes.

En Sima también tiene cada vez más peso la tecnología aplicada a la vivienda. Tal es el caso de la promotora Aedas Homes, quienes presentan en la feria una selección de viviendas que incorporan las últimas novedades, así como prestaciones como la ventilación natural, buscando la eficiencia energética. Además de zonas verdes, piscina, spa y otros servicios para los futuros compradores. Respecto al futuro del sector, desde Aedas Homes, prevén que la oferta residencial crecerá según el mercado vaya absorbiendo el actual «stock» de viviendas. «En definitiva, un crecimiento sano alejado de la burbuja inmobiliaria», indican desde esta promotora.

Por otra parte, aunque de forma bastante algo más testimonial, el mercado del alquiler también tiene presencia. Desde la firma «Alquiler protegido-venta garantizada», que se encarga de todas las gestiones que rodean al alquiler de una vivienda para garantizar que el propietario recibe una renta justa, subrayan que el mercado vive un momento de ebullición en la capital. «Desde hace dos años se ha incrementado en Madrid la demanda de pisos para alquilar, por encima de la oferta existente», aseguran.

En esta edición de Sima también se han incrementado la presencia internacional, con hasta 31 firmas comerciales de países como Argentina, Estados Unidos o el Reino Unido.